El pleno del Senado de la República aprobó, en lo general y en lo particular, la eliminación de la figura del fuero al Presidente de la República, así como de los integrantes del Congreso de la Unión (Cámara de Diputados y Senadores).

Con 111 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, se determinó que estas figuras puedan ser juzgadas por traición a la patria, hechos de corrupción y delitos electorales.

La reforma a los artículos 108 y 111 Constitucionales, establecen que sólo se podrá juzgar al mandatario federal a través de un procedimiento en el Senado para proceder penalmente en su contra.

El dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Gobernación, y Estudios Legislativos, Segunda, trabajó para eliminar la inmunidad procesal que gozan estas figuras hasta que se le imputen delitos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, envío una iniciativa para que la figura del presidente pueda ser juzgada por cualquier delito del orden común.

Este tema fue reclamado en tribuna por el senador de MC, Samuel García, quien reclamó que lo que se estaba avalando era una farsa, pues distaba mucho de la propia propuesta original.

"No engañemos a México. Quitar el fuero es que no haya ningún régimen, que no haya ningún juicio de procedencia y mucho menos que aprovechando la coyuntura y que hoy Morena tenga mayoría y pida mayoría absoluta para juzgar al presidente", apuntó.

El dictamen fue turnado a la Cámara de Diputados para los efectos legislativos correspondientes.

Los detalles:

El artículo 108 establece: "Durante el tiempo en su cargo, el Presidente de la República, así como los integrantes de las Cámaras del Congreso de la Unión, podrán ser imputados y juzgados, por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales o cualquiera de los señalados en el segundo párrafo del artículo 19. En todos los casos se procederá conforme a lo dispuesto en el artículo 111 de esta constitución".