compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Los integrantes de la Junta Política y de Gobierno (JPyG) condenaron el asesinato de dos mujeres a manos de un presunto empleado del Congreso y deslindaron a su compañera de legislatura, Beatriz Vicera Alatriste, de lo sucedido. Señalaron que el inculpado no tendrá ningún tipo de respaldo del Congreso.
En tanto que la diputada Beatriz Vicera Alatriste, a cuyo equipo de trabajo está adscrito el ahora presunto homicida, informó que personalmente solicitará que sea dado de baja de la nómina
La presidenta de la Junta Política y de Gobierno  (JPyG), Hortencia Figueroa Peralta, del PRD,  y los representantes de MC, PRI, PVEM, PES, PH, PT, participaton del pronunciamiento. 
Figueroa Peralta señaló que compete a la Fiscalía General del Estado integrar la investigación y castigar al señalado, Noé Adán Rosales. 
Indicó que la diputada del PRI no tiene relación con los hechos del pasado domingo, los cuales ocurrieron en día no hábil y en ámbito personal del trabajador. Agregó que el Congreso no va a asistir jurídicamente, ni prestará ninguna ayuda a Adán Rosales, quien, en caso de que se compruebe su responsabilidad en el doble asesinato, tendrá que enfrentarse a la justicia por sus propios medios. 
Vicera Alatriste dijo que desde que se enteró del hecho, personalmente pidió al fiscal general del estado, Javier Pérez Durón, investigar y sancionar al señalado. 
Dijo que Noé Adán Rosales está adscrito a su oficina como auxiliar administrativo, no es su escolta y pedirá su cese. 

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]