presidente del Gobierno españolPedro Sánchez, visitará México para entrevistarse con el nuevo presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, una vez que se celebre su toma de posesión el 1 de diciembre, a la que asistirá el rey de España, Felipe VI.

El ministro español de Asuntos ExterioresJosep Borrell, informó hoy de los planes de Sánchez de viajar a México, aunque sin concretar fechas, y confirmó que será Felipe VI el que represente a España en la investidura de López Obrador.

Puedo darlo por seguro, salvo imprevisto que ahora no puedo prever, que será el Rey el que presida la delegación, independientemente de que más tarde se produzca con toda seguridad la visita de trabajo del presidente del Gobierno", explicó Borrell.

El ministro español ofreció una rueda de prensa junto al canciller mexicano, Luis Videgaray, con quien inaugurará hoy la Casa de México en Madrid.

Ante la nueva etapa que se abre en México a partir del 1 de diciembre, cuando Enrique Peña Nieto ceda el poder a López Obrador, Borrell se mostró convencido de que las relaciones bilaterales entre ambos países seguirán siendo "excelentes como hasta ahora".

Va a ser difícil que se pueda mejorar porque no tenemos nada que señale el camino de una posible mejora. Estamos en un momento óptimo y estoy seguro de que lo seguiremos estando", afirmó el ministro español.

Sin embargo, admitió que el izquierdista López Obrador tiene "un perfil político distinto" al de Peña Nieto, lo que consideró democrático.

Para eso se hacen elecciones, para que la gente pueda elegir, y los mexicanos han elegido. Nosotros colaboraremos con el nuevo Gobierno como lo hemos hecho con el anterior", añadió Borrell.

La relación con México, subrayó el titular español de Exteriores, es "fructífera, intensa, rica y sin problemas mayores, ni menores tampoco".

Videgaray coincidió en que la amistad con España es "fundamental por muchas razones", en especial, en el ámbito económico.

Puso como ejemplo que en los seis años de mandato de Peña Nieto, el número de empresas españolas establecidas en México ha pasado de 4 mil a 6 mil, con 62 mil millones de dólares de inversión acumulada.

El canciller también destacó los vínculos culturales:

México no se entiende sin España, por nuestra historia y por lo que somos".

Los dos ministros inaugurarán hoy la Casa de México en Madrid, una instalación cultural que Videgaray calificó de "espléndida" y que está encaminada a que ambos pueblos "estén un poco más cerca".

Videgaray agradeció al anterior Gobierno español de Mariano Rajoy y al actual de Sánchez la ayuda que siempre han prestado a México, en especial, cuando sucedieron los terremotos en septiembre del pasado año que ocasionaron la muerte de 471 personas y numerosos daños materiales.

Es algo que siempre vamos a agradecer", concluyó Videgaray.