compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Derivado de la inestabilidad del peso frente al dólar, en los primeros seis meses de 2016, el sector automotriz y los talleres mecánicos han tenido un impacto negativo por el alza de  las refacciones, tanto de origen nacional como de importación.
Quienes se dedican a este sector señalan haber buscado estrategias comerciales, para no afectar al consumidor, sobre todo en el sistema de compra de refacciones para no elevar los costos y evitar que impacte al bolsillo clientes y de los talleres.
Roberto Pedroza, encargado de  una refaccionaria ubicada en bulevar Cuauhnáhuac, señaló que desde que comenzó a subir el dólar, las refacciones nacionales y de importación subieron de precio. “Nosotros no podemos aumentar el costo mucho porque nos perjudicaría”, agregó.
Por su parte, el mecánico Pedro Jaime Sánchez asegura que el escenario que viven los demás talleres les perjudica demasiado, pues el incremento de los costos en las refacciones tiene una repercusión negativa.
Agregó que ellos no pueden elevar demasiado la mano de obra, porque también golpearía la economía de los clientes.
“De por sí, con el aumento del costo de refacciones, los dueños de los vehículos no le dan mantenimiento preventivo a sus unidades”, precisó.
Alejandro Uribe García, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (Canaco-Servytur), informó que las refacciones las nacionales han incrementado su precio de 3 a 5 por ciento, mientras que las de importación hasta en un 15 por ciento.
En la mayoría de los casos, los propietarios de los talleres mecánico están absorbiendo los incrementos -todo o en parte-, así como los de gastos de operación debido a que no hay poder adquisitivo que aguante y de esta manera tratan de generar ingresos y mantener sin bajas sus plantillas de trabajadores.

"Ahora con el aumento del costo de refacciones los dueños de los vehículos no le dan el mantenimiento preventivo a sus unidades.” Pedro Sánchez, mecánico

 

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]