Agentes adscritos al Grupo FUSIÓN UECS de la Fiscalía Especializada en Combate al Secuestro y Extorsión, lograron la liberación de un infante de dos años secuestrado en el Municipio de Yecapixtla y el aseguramiento de cuatro mujeres, entre ellas la propia madre del menor.

La noche del pasado martes 23 de octubre a través del número de emergencias 911, se reportó a la madre del menor en crisis nerviosa, encontrándola elementos de la Policía Morelos en la carretera México–Cuautla, a quienes refirió que momentos antes, a las afueras de su domicilio ubicado en el Municipio de Yecapixtla, dos hombres armados se habían llevado a su hijo de 2 años a bordo de una combi color blanco.

Refirió que estaba recibiendo llamadas telefónicas en donde le solicitaban dos millones de pesos como rescate, no obstante lo anterior, la mujer se negó a denunciar los hechos ante las autoridades, sin embargo, el padre del menor acudió a las instalaciones de la UECS para solicitar el apoyo.

Derivado de lo anterior, se activaron los protocolos de investigación para la atención del caso de secuestro. Derivado de las investigaciones iniciadas y del análisis de la información obtenida durante el proceso de negociación, se logró establecer la presunta participación de familiares del infante en el secuestro.

Con los datos obtenidos, el Grupo Fusión-UECS, integrado por elementos de la Fiscalía General del Estado de Morelos (FG), Comisión Estatal de Seguridad (CES Morelos), de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR (AIC-PGR), realizaron un despliegue operativo en el Municipio de Ocuituco, en donde se logró ubicar un domicilio en donde tras una intervención táctica pudo ser rescatado el menor y se logró el aseguramiento de la madre del mismo así como tres tías.

Las detenidas son Maricela “N” de 43 años de edad, Iris Cristal “N” de 21 años, Anallely “N” de 19 años y Guadalupe “N” de 25 años de edad, ésta última madre del infante. Las cuatro mujeres fueron puestas a disposición del Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Combate al Secuestro y Extorsión, sin embargo, se presumen inocentes y serán tratadas como tales en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad, mediante sentencia emitida por el órgano jurisdiccional, esto con base en el Artículo 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales.