Con respecto a los comentarios peyorativos y misóginos emitidos de manera pública por el legislador local José Casas González, en contra de Mónica Boggio Tomasaz Merino, titular de la Secretaría de Hacienda estatal, en los que textualmente señaló que “no está a la altura” para la responsabilidad que le ha sido conferida, la funcionaria manifiesta lo siguiente:

Es lamentable que el diputado se dirija a mi persona y a mis capacidades profesionales de manera humillante; su constante descalificación, me hace suponer que me ha hecho blanco de su estrategia política y electoral, lastimando y ofendiendo  mi condición de mujer.

Hago de su conocimiento que no es la primera ocasión en que usted (José Casas), ofende a las mujeres por el simple hecho de su género. Ante esto, acudiré a las instancias correspondientes como el Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos, para hacer valer mis garantías como ciudadana; así como ante el Tribunal Electoral del Estado de Morelos para iniciar una denuncia por  violencia política de género.

Invito al señor José Casas a debatir los temas de mi competencia que él decida, en los escenarios correspondientes para ello, en un marco de respeto mutuo. 

Debatamos con documentos y con pruebas de lo que necesita la entidad para beneficio de los morelenses.

Es claro que el legislador independiente no tiene conocimiento técnico ni práctico sobre temas presupuestales, y esto resulta peligroso porque al tergiversar la información lo único que hace es mal informar a la ciudadanía sobre lo que es un beneficio real para los morelenses, lo cual ha sido confirmado por la dirección general de BANOBRAS y la propia Secretaría de Gobernación.

El profesionalismo de la mujer en el ámbito laboral, en la administración pública y en todos los sectores sociales está más que probado en Morelos, en México y en todo el mundo, y no debe ser vulnerado por el interés político y por ninguna causa.

El gabinete estatal cuenta con hombres y mujeres de mucha valía, y por supuesto, quienes me brindan todo su respaldo porque conocen de mis capacidades.