Liverpool.- Liverpool logró la hazaña y superó 4-0 a Barcelona (4-3 global) en el encuentro de vuelta de las semifinales de la Champions League para conseguir su pasaporte a Madrid, donde el 1 de junio disputará la final del torneo europeo por segundo año consecutivo.
La anotación que prendió Anfield cayó en el amanecer del juego, después de un rechace erróneo de Jordi Alba que culminó con un disparo de Henderson atajado por ter Stegen, pero el rebote le quedó a Origi, quien definió con el arco vacío.
Georginio Wijnaldum ingresó en el comienzo de la segunda mitad y en 11 minutos se convirtió en el héroe tras conseguir los goles que igualaron la serie.
Primero venció a ter Stegen con un remate raso. Un par de minutos después se alzó en el área y conectó un cabezazo sólido que dejó inmóvil al portero.
Cuando el partido parecía equilibrarse, Trent Alexander-Arnold aprovechó que la defensa de Barcelona estaba distraída para mandar un centro raso que Origi definió para el 4-0.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado