En los charcos que se forman entre el empedrado de la Plazuela del Zacate, en el Centro de Cuernavaca, las aves aprovechan para refrescarse.

Foto: Valeria Ortega / DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...