El Ayuntamiento de Huitzilac emitió esta mañana un comunicado para desmentir información que se ha viralizado en redes sociales, que indica la presunta venta de carne humana en el poblado de Tres Marías.
Según el boletín, la dirección jurídica municipal se ha dado a la tarea de investigar sobre el tema, concluyendo que no existe alguna carpeta de investigación o detención por algún delito relacionado con la venta de barbacoa en condiciones insalubres dentro del municipio de Huitzilac.
Según las autoridades, es claro que la difusión de este tipo de noticias falsas, tiene el fin de lastimar al comercio del municipio, conformado por mujeres y hombres que han trabajado desde hace años para conservar nuestra tradición gastronómica, reconocida a nivel nacional e internacional.
“Nuestra administración a través de la Dirección de Salud Municipal realiza constantemente inspecciones a los negocios de alimentos, seguiremos pendientes del servicio y calidad en los productos que ofrecen nuestros comerciantes, para garantizar la satisfacción de los visitantes que consumen en Tres Marías y en todo el Municipio de Huitzilac”, dijeron las autoridades en un comunicado.

Esta es la información FALSA que se difundió desde ayer

La información falsa que circuló ayer iba en el sentido de que “el día de hoy reportaron un hallazgo en los tacos de barbacoa, un comensal encontró parte de un dedo, una uña humana, de inmediato entró en pánico e informó a las autoridades que circulaban en el lugar”.
“Cuando llegaron los policías, el hombre se puso nervioso e intentó huir, fue así como se llevó a cabo la detención de Ulises "N", dueño del puesto de barbacoa, quien fue detenido por elementos policiacos”. 
“Tras su detención revisaron su carne en la que se encontraron huesos que no pertenecían a un animal, por lo que con apoyo de la Guardia Nacional acudieron al domicilio del detenido donde encontraron, cabello humano, personal de la Fiscalía tomó muestras a las que se les practicarán pruebas de ADN necesarias para saber a quién pertenecía el cabello”.
“El detenido, quien se identificó como Ulises de 39 años,  aseguró a las autoridades que tras matarlos los cocinó para hacer barbacoa y ponerla a la venta al público en el puesto que posee los fines de semana en Huitzilac, también dijo que si no era de humano era de perro, ‘el chiste es salir adelante jefe’, dijo descaradamente”.