Cuernavaca, Morelos.-  La presidenta de la Academia de a Ciencias de Morelos (ACMor), Brenda Valderrama Blanco, explicó que todos los municipios en la entidad pueden llevar a cabo el análisis de los datos epidemiológicos, con el cual tomen decisiones para establecer planes de acción para la reactivación económica.

En el caso particular de Cuernavaca, donde se concentra gran parte de la actividad productiva de la ciudadanía que habita en la zona centro de la entidad, la doctora Valderrama Blanco destacó que hicieron una proyección para regresar a las actividades de manera gradual.
Explicó que se utilizan cuatro colores para el semáforo: rojo, naranja, amarillo y verde, y se establecieron los números de casos que deben alcanzar como máximo por semana, para poder avanzar en la reactivación de los  negocios.

Esta misma metodología dijo que la podrían establecer otros municipios, con la cual alcanzarían un panorama general para llevar a cabo su ingreso a la ‘nueva normalidad’.
“La finalidad es que se lleve a cabo una reapertura gradual y ordenada de la economía, con el objetivo de que no repunten los contagios, para esto el semáforo es muy fácil de calcular, y con ello podremos saber cada uno de nosotros cuando podremos reanudar actividades”, destacó la presidenta de la ACMor.

Prevén otra ola

Brenda Valderrama comentó que el semáforo será de utilidad en caso de que se registre una segunda ola de contagios, y con los mismos datos podrían identificar qué negocios cerrarían en algún momento.

Con el semáforo en color rojo permanecerán cerrados todos los negocios no esenciales, en color naranja se dará paso a la apertura de comercios en donde no implica contacto de persona a persona, con algunas restricciones, por ejemplo restaurantes con un máximo del 50 por ciento de su capacidad.

En color amarillo podrán abrir establecimientos como salones de belleza, spas, casinos, boliches y otros espacios con un aforo máximo de diez personas; asimismo, hoteles, cines y teatros al 70 por ciento de su capacidad.

En verde

Cuando el semáforo esté en color verde, explicó Brenda Valderrama podrán retomar sus actividades en gimnasios, centros deportivos, balnearios, escuelas, guarderías, salones y jardines de eventos.

Los restaurantes podrán incrementar su capacidad de recepción hasta el 70 por ciento de su capacidad, atendiendo las medidas de sana distancia entre las mesas.

En general, destacó, los indicadores epidemiológicos que presentan las autoridades de la Secretaría de Salud son la base para establecer el semáforo de contingencia, con ellos se podría tener un panorama para la reapertura gradual de negocios, además, la ciudadanía sabrá cómo van los números en contagios y cuándo regresarán a las actividades.

Proyecta Cuernavaca su retorno ordenado

Semáforo. Proyección del regreso a las actividades, de acuerdo al semáforo.

Foto: Especial / Diario de Morelos

MÁXIMO DE ALERTA ( ROJO )
Protocolos generales:

Industria Automotriz
Construcción
Fabricación de equipo de transporte y minería.
(A partir del 1 de junio, con autorización IMSS)

ALTO RIESGO (NARANJA)
Protocolos generales y adicionales :
Industrias manufactureras
Comercio al por menor en tiendas departamentales
Servicios de preparación de alimentos y bebidas
Servicios de hospedaje
Balnearios
De un 30 a 50% de su capacidad
(Tentativo primera quincena de Junio)

RIESGO MEDIO (AMARILLO)
Protocolos generales y adicionales :
Corporativos servicios profesionales cientificos y Técnicos.
Estéticas
Barberias
Oficinas de Gobierno sin atención al público en general
(Tentativo primera quincena de julio)

RIESGO BAJO (VERDE)
Protocolos generales, adicionales y del Gobierno :
Servicios educativos
Actividades deportivas y culturales masivas
Gimnasios
Conciertos, teatros y cines
Museos
Bares y casinos
(Tentavo primera quincena de agosto)

Por: José Azcárate
jose.azcarate@diariodemorelos.com