Después de haber anunciado su compromiso con Kei Komuro hace cuatro años, la unión de la princesa Mako con el abogado Komuro se celebró este martes.

La sobrina del emperador Naruhito, Mako de Akishino, finalmente pudo dar el sí a su prometido Kei Komuro, a quien conoció en la universidad.

Obligada a abandonar la familia imperial, la elección de esposo que hizo la ex princesa Mako ha sido un tema de controversia desde el anuncio hace cuatro años, razón por la cual tuvieron que posponer en diversas ocasiones su compromiso.

Entre otros rumores hay quienes sospechan que la boda de retraso porque la madre de Komuro había pedido prestados 36.00o dólares a su ex prometido, dinero que no había pagado, haciendo que cada aspecto de su familia y vida fueran utilizados en las páginas de los medios de comunicación.

Los recién casados realizaron declaraciones ante los medios, en las que Mako ha expresado que está decidida a construir una vida feliz con su “irremplazable” marido. “Soy consciente de que nuestro matrimonio ha generado discordia (…) pero para nosotros, es una elección necesaria si queremos vivir siguiendo lo que dictan nuestros corazones”, ha aseverado Mako.

Mako por ser el hecho de ser mujer ha sido obligada a abandonar la familia imperial por elegir un esposo sin estatus real, al contrario de su abuelo, el emperador emérito Akihito, su padre el príncipe heredero Fumihito o su tío el emperador Naruhitoquienes a pesar de casarse con mujeres ajenas a la reala no han tenido que dejar sus títulos.

Debido a la desaprobación de la población nipona, la exprincesa no solo renuncio a su título, rechazo un monto de 152.5 millones de yenes que le corresponderían al convertirse en plebeya, y abandonar la vida como princesa, como un intento por apaciguar al público.

La última integrante de la realeza dejar la familia real fue su tía, Sayako, la única hija del emperador Akihito, cuando se casó con el urbanista Yoshiki Kuroda en 2005, siendo una de las tantas que han abandonado el título.

Los recién casados iniciarán una nueva etapa sin el estrés real, en Nueva York, donde el ahora esposo de Mako trabaja en la firma de abogados Manhattan Lowenstein Sandler, Mako por su lado tiene un curriculum con título en Arte y Patrimonio Cultural, un master en Museología y Galerías de Arte de la Universidad de Leicester, con los cuales podría adentrarse al mundo del arte en la Gran Manzana.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado