Doha.- Portugal cerró un difícil partido contra Uruguay con una valiosa victoria por 2-0 con el centrocampista del Manchester United Bruno Fernandes en modo estelar al ser el autor de los dos tantos de la noche.

Fernandes a punto estuvo de aumentar su cuenta particular en el descuento, con un disparo que salvó milagrosamente el portero charrúa y un tiro al palo.

La victoria garantiza el pase a octavos del conjunto luso con 6 puntos, por delante de Ghana, con 3. Con uno quedan Corea del Sur y Uruguay, cuyas opciones de meterse en la siguiente ronda se complican y pasan inevitablemente por un triunfo contra el combinado africano.

Una pobre Uruguay

Los charrúas mostraron dos caras muy diferentes: Hasta el primer gol, en el minuto 55, fue insustancial, conformista, falta de ambición, imprecisa, que siempre jugó al filo de la caída. Después mejoró y lanzó una ofensiva que le hizo disponer de buenas ocasiones -disparo al palo incluido-, pero sin éxito.

Luis Suárez y Maxi Gómez entraron en la segunda parte para sustituir a Cavani y Darwin Núñez, que pasaron prácticamente desapercibidos, y contribuyeron a las acometidas uruguayas aunque sin llegar a embocar.

Por su parte, Fernandes se erigió en héroe de las ‘quinas’. Inauguró el marcador con un centro desde la izquierda dirigido a Ronaldo y que se acabó colando en la portería defendida por Rochet. La FIFA se lo concedió inicialmente a Cristiano, aunque a posteriori enmendó su error y se lo apuntó al centrocampista.

El segundo tanto de Brunos Fernandes llegó de penalti por unas manos de Giménez dentro del área que el árbitro no vio en primera instancia. Las imágenes del VAR le llevaron a corregir.

Los portugueses tienen cerca terminar primeros de su grupo, mientras que Uruguay jugará un duelo a vida o muerte con Ghana para apurar sus opciones de alcanzar los octavos de final.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado