México.- Gerardo Martino indicó que tiene en mente realizar algunas sesiones de trabajo durante el año que les permitirá implementar la idea de juego.

“Tenemos la idea de armar algunos bloques con futbolistas locales, hacer procesos de dos o tres días de entrenamiento semanales, de manera consecutiva, que termine con un partido amistoso internacional.

“No nos meteremos cuando hay competencia importante, pero si lo hacemos con tres o cuatro micro ciclos anuales estaríamos contentos de hacerlo”, estableció el sudamericano.

Sobre la manera que abordará esa bipolaridad futbolística que tiene el “Tri” cuando juega con países de jerarquía y cuando lo hace con otros de un cartel más modesto, mencionó que puede ser exceso de confianza y otro el exceso de responsabilidad.

“Cuando se juega con Alemania, España o Argentina la responsabilidad es de ellos, debemos analizar eso, pretendemos tener una selección que juegue de la misma manera con las potencias y con otros que no lo son tanto. Hay que ver si hay exceso de confianza o la responsabilidad es lo que los invalida”, sentenció en la conferencia.

Desea a potencias

Enfrentar a rivales de élite que les permita crecer, pero sin olvidar a los de la Concacaf, es el objetivo que tiene el nuevo técnico de la selección mexicana respecto a los partidos amistosos.

“La idea es jugar contra los mejores todas las veces que podemos, lo cual implica jugar en Europa, Estados Unidos, donde sea jugar contra las mejores selecciones que nos hacen crecer”, agregó en su presentación.