La Campiña del poblado de Huitzilac, aparte de ser un proveedor de agua potable para la ciudad de Cuernavaca, es un filtro natural de oxigenación entre la CDMX y Morelos, ya que la barrera que nos divide con la capital es el corredor biológico Chichinautzin. Este bosque es productor natural de oxígeno que llega por medio del viento a nuestra capital. Allá en lo alto de la entidad, el poblado de Huitzilac, el cual se encuentra en la zona norte del estado de Morelos, a más de 2 mil quinientos metros a nivel del mar, es colindante al noreste con la comunidad de Tres Marías y al sureste con el poblado de Coajumulco, todos en el mismo municipio. Entre sus atractivos está el Parque Nacional Lagunas de Zempoala, que se encuentra hacia el oeste, a unos 15 minutos en auto. Este lugar es enigmático y entre su bosque frondoso destacan los siguientes arboles; el pino, encino, nuez, manzano, aguacate, durazno, higo y café. Es un lugar ideal por sus pastizales para el ganado en el cual se pueden encontrar: borregos, chivos, toros, conejos, vacas, aves como el guajolote, gallinas, palomas y codornices. En en la gastronomía es una delicia el poder disfrutar, con este frio invernal, de un rico atole de ciruela silvestre, champurrado, de maíz con miel o un rico arroz con leche.

Por Luis Flores / DDM