Ante el aumento de la temperatura en Morelos, la Secretaría de Salud invita a la población para que, durante el resguardo en casa corresponsable, consuman de manera constante agua embotellada, hervida o clorada, a fin de prevenir la deshidratación. 

Lo anterior, al precisar que hidratarse correctamente coadyuva a restablecer procesos celulares, mejorar la elasticidad en la piel y favorece el estado de ánimo. 

Indicó que la cantidad de agua que se debe consumir diariamente se mide en rangos; niños en edad preescolar de 1 a 1.6 litros; durante la pubertad y adolescencia, de 2 a 2.7; mientras que adultos de 2 a 2.5; esto puede variar dependiendo el estado de salud, actividad física y clima. 

La institución enmarcó que para mantener una buena salud no sólo es importante alimentación balanceada y actividad física; sino también una adecuada hidratación del cuerpo, dependiendo el peso, talla, edad y época del año.

Finalmente, la Secretaría de Salud enfatizó que durante la temporada de calor, también es importante tomar medidas adicionales para prevenir enfermedades diarreicas agudas, tales como lavar y desinfectar frutas y verduras antes de consumirlas, refrigerar los comestibles que lo ameriten, lavar con la técnica correcta las manos antes de preparar alimentos y comer, así como después de ir al baño. 

 

redacción ddm

local@diariodemorelos.com