compartir en:

 

CUERNAVACA, MORELOS.- El comercio establecido de la calle Guerrero, en el Centro de la ciudad, registra una disminución de sus ventas de hasta el 80 por ciento, atribuida al impacto negativo del tianguis de ‘Día de Reyes’, que los comerciantes informales de las plazas Lido y Degollado instalaron en esa vía peatonal.
El presidente de la asociación de Comerciantes del Centro Histórico, Eduardo Peimbert Ortiz, dijo que la autoridad municipal es omisa en su función, al beneficiar por interés político a un grupo específico, sin considerar el daño que causa a otro.
“Por encima de conveniencias políticas, el alcalde (Cuauhtémoc Blanco) debe pensar en el bienestar de toda la ciudadanía, no sólo en la de los ambulantes; creó que él debe gobernar para todos”, manifestó.
Señaló que la decisión de avalar que los locatarios de las plazas se salieran a la calle a expender sus productos -no sólo juguetes, sino de cualquier tipo-, está dañando gravemente al comercio formal.
Agregó que sí bien, la clientela del comercio formal no es la misma que la del establecido, el que hayan invadido la calle Guerrero con sus puestos y mercancía, por completo, inhibe a los clientes de los negocios formales, que preferirán hacer sus compras en otros puntos de la ciudad.
A ello atribuye, Peimbert Ortiz la caída de hasta el 80 por ciento de las ventas desde el pasado martes, cuando unos 450 comerciantes se apoderaron de la calle peatonal.
Lamentó que esta tolerancia haya sido la respuesta que el gobierno municipal dio a la misiva que el comercio formal le remitió hace unas semanas, precisamente para que evitara el desbordamiento del ambulantaje durante la temporada de Navidad y Reyes.
El representante dijo que no se trata de negar a los informales su derecho a vender, pero hay otras formas de fortalecer la comercialización de sus productos en las plazas que ocupan, como por ejemplo que cuenten con estacionamiento para los clientes.
En ese sentido, señaló que el gobierno debería ocuparse de gestionar líneas de crédito que hicieran posible esa modernización, en lugar de tolerar el ambulantaje.

"No estamos en contra del comercio informal, sino de que se salgan de las plazas que tienen destinadas para ejercer su actividad.” Eduardo Peimbert Ortiz, presidente de la asociación de Comerciantes del Centro Histórico

Desde el martes. Los comerciantes ambulantes y los que se salen de las Plazas Lido y pasillos del ‘Puente del Dragón’, quitan venta a los establecidos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]