Cuernavaca, MORELOS.- Contentos y llenos de ilusiones, muchos padres de familia salen todos los días a la calle para dar lo mejor de sí en sus trabajos y llevar el sustento a sus familias, para quienes son un orgullo.
A unos días de celebrar el Día del Padre, Diario de Morelos salió a las calles para buscar las historias de los jefes de familia que luchan todos los días por darle una mejor vida a sus hijos.
A sus 47 años, don Emilio Salinas Gómez, es un limpiador de ventanas de altura, quien relató que todos los días se encomienda a la Virgen para que lo proteja de algún accidente en su labor.
“Casi siempre estoy a más de 30 metros de altura y el vértigo es fuerte, pero tengo que luchar para llevar el sustento a mis dos pequeñas hijas Sofía y Carmen, de nueve y 12 años”, precisó.
Mencionó que sus nenas estudian en Temixco y son su orgullo, pues dijo que son buenas estudiantes, alumnas de 9 y 10 de calificación, por lo que son su motivación.
“Ellas son mi motor, por eso no le tengo miedo a mi trabajo y seguiré haciéndolo con mucho gusto hasta que Dios me lo permita”, expresó.
Asimismo, Armando Fuentes Serino, de 52 años, carpintero, con 30 años en el oficio, señaló que su esposa Griselda Ramos y sus hijos Alexis y Jennifer, de 15 y 16 años, por quienes diariamente trabaja para darles sustento, se sienten orgullosos de él.
“Mis hijos me dicen que mi trabajo es un arte, pues de unos trozos de madera logro hacer lujosos y bonitos muebles”, expresó.
Con una sonrisa en el rostro, Armando afirmó que sólo puede decir: “me gusta mi trabajo y gracias a este hermoso oficio voy sacando a mi familia adelante”.

Labor de altura. Emilio Salinas Gómez desde las alturas realizando su trabajo como todos los días para llevar el sustento a sus dos pequeñas.

Por: Luis Flores /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...