La Fiscalía de Bolivia acusó al expresidente Evo Morales, quien está refugiado en Argentina, de haber cometido actos de "terrorismo", y pidió su detención. La medida tiene lugar ocho meses después de su renuncia, en noviembre de 2019, entre presiones militares y policiales, tras detectarse irregularidades en las elecciones de octubre pasado.
La acusación fue emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción, informó la Fiscalía General. Bolivia es gobernada desde la renuncia de Morales por la presidenta interina Jeanine Áñez, quien al momento de la renuncia de Morales era legisladora opositora, y está previsto que se celebren nuevos comicios en menos de dos meses. En febrero, el Tribunal Electoral de Bolivia confirmó que Morales no podría presentarse como candidato a senador, como pretendía.
Evo Morales es investigado en el denominado Caso Audio, a raíz de una grabación telefónica en la que una voz que se atribuye al expresidente insta a bloquear ciudades durante el conflicto político y social que atravesó el país entre octubre y noviembre del año pasado.
La imputación por supuestos delitos de terrorismo y financiamiento del terrorismo se basa en una conversación telefónica con el dirigente cocalero Faustino Yucra.
"De acuerdo con las investigaciones, se evidenció que el ex jefe de Estado y el coimputado Faustino mantuvieron comunicación mediante llamadas telefónicas el 14 de noviembre de 2019, desde la ciudad de México (donde entonces estaba Morales) hasta El Torno", en Bolivia, según un comunicado de la Fiscalía.
"Aparentemente, en esa conversación Morales habría instruido al dirigente cocalero cometer actos ilícitos durante los hechos violentos registrados en el país a partir del 10 de noviembre de 2019". Esa es la fecha en la que el entonces mandatario anunció su renuncia y denunció que era forzado por un golpe de Estado.
Según un reporte de llamadas a las líneas telefónicas de ambos, realizado por el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial de Bolivia, indica que Morales y Yucra se habrían comunicado, al menos, en dos ocasiones más, entre el 12 y 17 de noviembre, según la Fiscalía.

El audio

Una pericia informática permitió encontrar, en un teléfono de Alejandro Y.S., hijo de Faustino, un video que circuló en redes sociales y que incluye ese audio, que fue enviado al Cuerpo Técnico de Investigación del Ministerio Público de Colombia, que concluyó que existe "una alta probabilidad de identificación de la voz" de Morales, destaca el informe.
El audio incluye frases como "hermano, que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad", supuestamente pronunciadas por expresidente desde México, a donde acudió antes de viajar, en diciembre, a Buenos Aires.
Yucra fue detenido en abril y se encuentra en prisión preventiva en un penal de la ciudad de Santa Cruz. Está acusado de terrorismo y sedición dentro del mismo proceso judicial, que se encuentra en fase preliminar.

Morales, refugiado en Argentina

Morales, quien solicitó refugio en Argentina, enfrenta varios procesos por distintas acusaciones en Bolivia, tras denuncias entre otros del propio gobierno interino boliviano, por las que la Fiscalía ya emitió peticiones a Interpol para detenerlo.
Evo Morales denunció en noviembre de 2019 que era forzado a dejar el poder por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para privarlo de su nueva victoria electoral para un cuarto mandato seguido en los comicios de octubre, luego anulados entre denuncias de fraude a su favor, y obligarlo a renunciar después de casi catorce años al frente del país.