Budapest.- La final del solo libre de natación artística dio uno de los grandes sustos de los Mundiales. La estadounidense Anita Alvarez, entrenada por la española Andrea Fuentes, se desvaneció mientras estaba haciendo su rutina y tuvo que ser rescatada por la entrenadora, que se arrojó al agua para sacarla, y por un auxiliar de la competición.
El equipo americano informó que no es la primera vez que le sucede. Le ocurrió el año pasado en las pruebas clasificatorias. Está fuera de peligro y será evaluada en los próximos días para establecer las causas de lo que fue su segundo desvanecimiento en menos de un año.
“Ha sido un buen sustito, me he tenido que tirar porque no lo hacían los socorristas. Me asusté porque veía que no respiraba, pero ya se encuentra muy bien, a tope”
Horas después, Andrea Fuentes contaba: “Anita está mucho mejor, ya está a tope. Ha sido un buen sustito, la verdad. Me he tirado al agua otra vez porque veía que nadie, ningún socorrista, se tiraba. Me he asustado un poco porque no respiraba, pero ahora está muy bien”, dijo. 

Por: STAFFDDM


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado