Para muchas mujeres llegar a la menopausia puede resultar una amenaza por la gran cantidad de cambios físicos y emocionales que se llevan a cabo en el periodo. Sin embargo, no hay por qué pasarla mal si hay muchos de los síntomas que se pueden disminuir y consecuencias que se pueden prevenir.

¿Qué pasa si te tomas un tiempo para platicar con tu médico ginecólogo o especialista para que te asesore en cómo transitar el climaterio (etapa previa a la menopausia) y el periodo de amenorrea (cese total de la actividad folicular ovárica, es decir, ya no menstruarás)?

Según estudios reportados por la Academia Nacional de Medicina, en México, los 48 años es el promedio de edad en el que las mujeres presentan el cese definitivo de la menstruación, es decir, la menopausia.

Síntomas

Más allá de los típicos síntomas que hemos escuchado: bochornos, subida de peso y cambios en el estado de ánimo; es importante que sepas que tu cuerpo se transforma porque tus hormonas cambian y, como en la adolescencia o en el embarazo, todo tu organismo debe aprender a adaptarse a esta nueva faceta de tu vida.

Aquí te presentamos una lista de algunos síntomas, pero recuerda que siempre será importante que en tus revisiones ginecológicas anuales comentes con tu médico el tema, no importa si tienes 40 o ya estás cerca de los 48, ellos están para acompañarnos y llevarnos de la mano.

Diferentes tipos de síntomas:

-Musculo-esqueléticos: dolor lumbar (lumbalgia), dolor articular (artralgia), o dolor muscular (mialgia).
-Urogenitales: resequedad vaginal, infecciones o urgencias urinarias.
-Dermatológicos y cutáneos: resequedad en la piel, exceso de vello, caída de cabello, arrugas por falta de fuerza en los tejidos.
-Vasomotores: bochornos, sudoración nocturna, cefalea, palpitaciones, somnolencia.
-Psicológicos: depresión, ansiedad, irritabilidad, respuestas alteadas, disminución de libido o disminución de memoria.

¿Hay estudios para detectar la menopausia?

Por lo general, no se necesitan exámenes para diagnosticar la menopausia. Pero en determinadas circunstancias, es posible que el médico recomiende análisis de sangre para comprobar los niveles de estos valores:

1) Hormona estimulante del folículo (FSH, por sus siglas en inglés) y estrógeno (estradiol)

Es necesario realizarlo porque los niveles de FSH aumentan y los de estradiol disminuyen cuando se presenta la menopausia. Es uno de los principales exámenes solicitados por el ginecólogo para determinar la menopausia, ya que durante este período se presentan valores elevados de la hormona, indicando que hay disminución de la función ovárica.

2) Hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés)

Esto se debe a que una tiroides con baja actividad (hipotiroidismo) puede causar síntomas parecidos a los de la menopausia.

3) LH (hormona luteinizante)

De la misma manera que la FSH, la LH llamada hormona luteinizante, es la hormona responsable en las mujeres por la ovulación y producción de progesterona, relacionada también con la capacidad reproductiva. Las concentraciones de LH varían de acuerdo con la fase del ciclo menstrual, presentándose valores más altos durante el período ovulatorio.

Normalmente, valores muy elevados de LH son indicativos de menopausia, principalmente si también es verificado aumento de FSH.

4) Cortisol

Es una hormona producida por el cuerpo con el objeto de ayudar al control del estrés y en la disminución de la inflamación. Cuando esta hormona se encuentra en concentraciones más altas en sangre, puede causar algunos daños para la salud, incluyendo alteraciones en el ciclo menstrual debido al descontrol de las hormonas femeninas, haciendo que la mujer pase por períodos sin menstruar.

Por lo tanto, para investigar las alteraciones en el ciclo menstrual presentados por la mujer, el médico puede solicitar los niveles de cortisol para verificar si es un signo de menopausia o una consecuencia de alteraciones hormonales causados por los niveles elevados de cortisol.

5) Prolactina

La prolactina es la hormona responsable de estimular las glándulas mamarias para que produzcan leche durante el embarazo y la lactancia, además de ser importante para regular otras hormonas femeninas, interfiriendo en la ovulación y en la menstruación.

El aumento de los niveles de prolactina en sangre fuera del embarazo, puede ocasionar la aparición de algunos signos y síntomas, como dificultad para quedar embarazada, menstruación irregular o ausencia de menstruación y síntomas de menopausia, por lo tanto, el ginecólogo lo indica para confirmar la menopausia.

Consulta a tu médico si los síntomas de la menopausia son muy intensos.

Haz tu cita para realizarte tus exámenes en CDI.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

CDI - Octubre