Padres de familia que se manifestaban en Circuito Interior irrumpieron las oficinas del jardín de niños “República de Perú” ubicado en Norte 94colonia Nueva Tenochtitlán, para buscar datos del maestro de educación física, acusado de abusar sexualmente de uno de los menores.

Los inconformes rompieron vidrios e ingresaron a la dirección del plantel, donde sacaron documentos de los archiveros, para obtener información de MauricioEspinoza, presunto abusador de un niño de cuatro años de edad.

En el lugar permanecían tres empleados quienes se atrincheraron debajo de un escritorio, para evitar ser agredidos por los inconformes.

Las madres de familia y personas que se sumaron a la protesta sacaron en cajas papeles con información de los estudiantes de esta escuela y, de acuerdo con la versión de los familiares del menor, se regresarán los documentos que no tengan que ver con el profesor.

En el lugar, se encontraba “Roció” la mamá del menor, acompañada de un tío, quienes argumentan que el martes se percataron que su hijo presentaba lesiones en su cuerpo y de inmediato levantaron una denuncia ante las autoridades. Señalando que la directora del plantel les ocultó los hechos y qué el presunto responsable logró escapar.

Alrededor de las 10:30 horas, personal de la Secretaría de Educación Pública (SEP), arribó al bloqueo para establecer una mesa de diálogo con los padres de familia y logar un acuerdo.

El tío del menor, identificado como Salvador, señala que la directora intentó deslindarse de los hechos y mandó a personal de la escuela a destruir evidencia del maestro. Además aseguró que se trata de cinco casos más, de niños que presuntamente fueron abusados sexualmente por este profesor