1.- Candidato ¿cómo vincularía la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con la Ley de General de Cultura y Derechos Culturales y las políticas públicas en el Estado de Morelos?

Rodrigo Gayosso Cepeda (RGC): Mira, Helena, la agenda 2030 habla de la construcción de una sociedad de derechos, de una agenda que busca generar, a partir de elementos materiales, humanos y ambientales, la posibilidad de la autosuficiencia, y por eso la cultura debe implementarse a través de políticas públicas que permitan comunicar. 

El arte da la posibilidad de comunicar sentimientos, creencias. Y puede transmitir conocimiento de una generación a otra y de un pueblo a otro. 

El arte rompe fronteras, se tiene que legislar como eje transversal, que atraviese las políticas públicas del estado. Pero también es necesario fomentar la  participación ciudadana, prevenir el delito, educar a nuestros niños, formar a la gente en materia de salud. La cultura nos pertenece a todos, es un derecho fundamental de las personas. Promovería la legislación para obtener educación y sensibilizar a los ciudadanos.

2.- Considerando que la cultura es agente de sostenibilidad ¿tiene ya identificados a los principales actores de la teoría y la práctica que elaborarán la plataforma programática 18-24?

RGC: Nosotros hemos estado haciendo el esfuerzo de convocar a distintas mesas de trabajo; a través de la Asociación Civil “Identidad y Orgullo por Morelos” convocamos a un número importante de personas del ámbito cultural. 

Planteamos la constitución de un consejo consultivo, porque la administración pública requiere de planeación y diagnóstico de especialistas para conocer la circunstancia y situación de todos los ámbitos, la infraestructura, a las personas del tercer estado con más artistas a nivel nacional. 

Es necesario trazar un plan estratégico para conocer las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, pero sin duda la gran fortaleza es la gente y debemos aprovechar la cultura local, no sólo la de fuera. Contamos con  artistas de mucho renombre adoptados por este bello estado. Necesitamos generar las mejores condiciones para potencializar las fortalezas.

3.- ¿Qué presupuesto designaría a cultura, cómo distribuiría el gasto y qué propondría para generar recursos para el sector?

RGC: En esta administración se invirtió un monto mayor al de las administraciones pasadas, sin embargo se tendría que hacer un esfuerzo para que se generara más presupuesto y las secretarías de Desarrollo Sustentable, Seguridad pública, Desarrollo Social, Turismo y Educación  tendrían que asignar un rubro específico coordinado por la Secretaría de Cultura -que por cierto se creó en esta administración-, con un enfoque específico. Por, eso a la mejor no se podría plantear mayor presupuesto para esta dependencia, pero sí aportarlo desde cada una de las otras.

4.- En términos de patrimonio tangible e intangible y teniendo en cuenta que es un derecho humano disfrutar de la cultura en los espacios públicos, ¿qué propone para rescatar el patrimonio dañado por el sismo de septiembre?

RGC: En ese tema hay presupuesto federal y plan de rescate para los próximos 10 años, en donde se involucran dependencias como el INBA, el INAH y algunas estatales, y es importante darle seguimiento al plan en los tres niveles de gobierno. 

Sin embargo, tendríamos que repensar a partir del sismo qué hemos hecho y cuáles son los espacios en donde podríamos hacer cultura. 

Me parece importante darnos cuenta de la solidaridad y participación ciudadana que generan orgullo, solidaridad y amor entre la gente de nuestro estado, y por eso hay que rescatar espacios públicos. Quienes viven cada región conocen la problemática y oportunidades, desde los ciudadanos tienen que nacer las propuestas para generar cultura y bienestar social.

5.- ¿Qué expresión artística lo conmueve más? Relátenos alguna anécdota, por favor.

RGC: Afortunadamente tengo muchas anécdotas en el tema cultural, pero lo que más me conmueve es que a través de la cultura y arte se puede ayudar a muchas personas, es el objetivo primordial o esencial. 

Y me refiero al tema espiritual, porque nos da la oportunidad de generar vínculos entre nosotros, familia y comunidades, y lo he podido ver a través de la generación de talleres de cartonería, por ejemplo, que es cultura popular, implementados en el estado. 

Hemos podido abonar a la reconstrucción del tejido social y esto inicia en la familia, porque sus miembros se involucran en la construcción de un proyecto que puede ser un alebrije. Aquí se ve la cultura desde el lado sensible. Eso me genera emotividad. 

Habiendo tenido la oportunidad de conocer otros países, me educaron para conocer las culturas a través de tres lugares específicos: su calle, para ver cómo vive la gente; sus mercados, para ver cómo se alimenta, y sus museos, para ver dónde están, de donde vienen y hacia dónde va la cultura. 

Te cuento 2 o 3 anécdotas más: un día, cuando tenía 10 años, vi una figura en la mesa, un animal con púas, ojos grandes, patas de gallo, una especie de pez globo, y pregunté qué era, y me dijo mi papá que era un alebrije, y me contó la historia de ellos, quienes los realizan y lo que significan. Eso motivó en mí el deseo de vincularme con mi estado. En Morelos se hacen alebrijes magníficos, hay maestros como Flavio Farfán. Otra experiencia es que cuando tuve la oportunidad de tomarme seis meses para viajar a Europa entendí el valor de la vida. Tenía un presupuesto de 35 dólares diarios y preferí el alimento del alma al del cuerpo, me iba a los museos. Han pasado 14 años de eso y conocer a grandes artistas, la puerta del infierno de Rodin, a Goya, a Dalí, a Picasso, todo esto jamás se me va a olvidar.

6.- ¿Su opinión sobre la infraestructura cultural de la presente administración estatal?

RGC: Para entender su importancia tenemos que saber de dónde venimos; en el estado desafortunadamente y a pesar de tener acervo cultural vivo por los artistas que aquí habitan, no se había generado la condición de tener espacios que permitieran compartir la cultura y el arte que tenemos. 

Incluso, había quienes decían que no sólo había que ver los jardines de las casas, sino las galerías qué hay de los muros hacia adentro. Y es importante generar el acceso a través de la infraestructura de estas obras culturales a los ciudadanos, y por eso me parece que ha sido decisión acertada invertir en eso; tener un museo como el Museo de Arte Contemporáneo Juan Soriano me parece importante, y tendría que destinarse una sala especial para los artistas morelenses, para que el mundo pueda conocerlo. 

Hay un piso que antes no se tenía. Ahora, podemos decir que hay un auditorio, antes era un galerón sin posibilidad de albergar un concierto, un espectáculo, un evento cultural como el que podemos ver hoy, y eso me genera orgullo, porque nos pertenece a los morelenses y nadie nos lo puede quitar. Se debe incentivar la creación de más infraestructura, como el teatro del pueblo. La cultura debe llevarse a todos los rincones.

María Helena González
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...