Hay personajes que son icónicos a pesar de llevar años muertos. Eso es lo que ocurre con Diana de Gales, la princesa que revolucionó a la corona británica con su forma de ser y que falleció trágicamente en un accidente de tráfico en 1997. Más de dos décadas después de su adiós, por fin llevará su vida al cine y la encargada de dar vida a Lady Di será la actriz Kristen Stewart.

La noticia se ha dado a conocer hoy en el portal americano Deadline y todos los medios se han querido hacer eco de ello. Interpretar a Lady Di en la gran pantalla no solo es una gran oportunidad sino que constituye un enorme reto.

 

La película se llamará Spencer y, contrariamente a lo que pueda parecer en un inicio, no será una biopic como tal. Se trata de la narración de tres días de la vida de Lady Di, concretamente en el periodo navideño, justo antes de que se separase del príncipe Carlos.

Por tanto, es evidente que Spencer no tratará la muerte de la princesa. No obstante, en palabras de su director, Pablo Larraín, lo que la película pretende mostrarnos es esa parte más humana en la que Lady Di se llena de dudas y dilemas antes de apartarse de la corona británica.

“Todos crecimos, al menos así lo hizo mi generación, leyendo y comprendiendo lo que es un cuento de hadas”, ha dicho Larraín, quien ha presentado el proyecto en el mercado virtual de Cannes (Marché du Film) a posibles inversores con el objetivo de comenzar el rodaje en 2021.

“Normalmente, el príncipe llega y encuentra a la princesa, le propone matrimonio y al final se convierte en reina. Eso es un cuento de hadas. Pero cuando alguien decide no ser la reina y dice ‘prefiero irme y ser yo misma’, es una gran gran decisión, un cuento de hadas del revés. Siempre me ha sorprendido eso y pienso que tuvo que ser muy difícil de hacer. Ese es el corazón de la película”, ha añadido el director.

Kristen Stewart es la actriz elegida para dar vida a Diana de Gales. Después de darse a conocer como Bella, protagonista de la saga adolescente de vampiros Crepúsculo , la intérprete ha conseguido asentarse en la industria como papeles como el de Blancanieves o, más recientemente, en Los Ángeles de Charlie.