Por Adán Ramírez. 

Cuernavaca, Mor.- Valeria López (1972), pintora mexicana y docente durante 10 años en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UEAM), presentó el pasado 28 de julio, su exposición de pinturas titulada “Inmersiones”, pero antes de platicarles sobre esta exposición, conozcamos un poco más sobre esta gran artista mexicana.

Valeria nació en la Ciudad de México y con gran fascinación nos hizo saber que es originaria de Tlatelolco. A sus 30 años se mudó a la ciudad de Cuernavaca, Morelos, lugar en donde ha desarrollado gran parte de su actividad artística, no sin antes incursionar como tallerista en el Centro Cultural Infantil “La Vencida”.

Realizó sus estudios de pintura en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado (ENPEG) La Esmeralda, en donde obtuvo maravillosas experiencias; sin embargo, este recinto académico no saciaba las ansias de Valeria por aprender más sobre pintura, pues como ella misma nos lo contó, tomó diversos talleres aparte de los que impartía La Esmeralda. Cuando salía de sus clases, buscaba más talleres sobre pintura, a los cuales asistía con gran entusiasmo.

Una de las cosas que pude notar sobre Valeria, fue la gran influencia de los talleres que tomo y de los que ella misma impartió en su exposición de la que hoy quiero hablarles. ¿Por qué digo esto? Lo menciono porque en la breve plática que tuve con Valeria, mencionó algo muy interesante sobre los talleres, dijo: “En los talleres el encuentro es con lo inesperado, […] el hallazgo; en tanto estás experimentando, permitiéndote, jugando, construyendo con los materiales, hay un hallazgo. Algo que se descubre, pero sobre todo que ayuda a auto-descubrir […] al artista, [lo que] la semilla de ese artista, puede brotar en cualquier momento”.

Sobre esta idea y conociendo un poco más sobre Valeria, me gustaría dar mi interpretación sobre la exposición de pintura “Inmersiones”. Cabe señalar, que este redactor, no es experto en pinturas. No conoce sobre técnicas de pintura; quizás un poco sobre composición, pero sin duda alguna no se considera un crítico de arte. Yo me enfocaré a algo más cotidiano, en algo más divulgativo e interpretativo, por así decirlo.

Sobre una enorme pared blanca, encontraremos diversos cuadros de la pintora mexicana. Recomiendo dar un primer vistazo a los cuadros a la distancia. Y tal y como el nombre la exposición lo dice, poco a poco ir acercándonos, sumergiéndonos en cada uno de los cuadros. Quizás alguno, en la lejanía, parezca ser un callejón con poca luz, pero en tanto más te sumerges, ves ahora un gato, viendo al mismo callejón con poca luz, presenciando un hecho del cual nosotros como espectadores no vemos, pues el gato que nos da la espalda, obstruye dicha escena.

Esto es lo que nos permiten los cuadros de Valeria, crear una interpretación de lo que estamos o no estamos viendo, nos invita a crear una historia sobre lo no dicho, a descubrir lo que está oculto a plena vista.

Parafraseando un poco a Valeria, ella nos platicó que existe cierto interés por los elementos: por la línea, el color, la forma, por la conjunción de cada uno de ellos que, al mismo tiempo, crean una fuerza de gestualidad, nacida del accidente […], y que todo ello, hace que, al mismo tiempo, en la inmersión por cada cuadro, mantengamos un diálogo con lo que vemos.

No cabe duda que, esta exposición muestra el gran talento de la artista mexicana Valeria López y que tú, querido lector, deberías visitar, para observar e interpretar lo que vez en cada uno de sus cuadros.

Si estás interesado en asistir, puedes hacerlo a la siguiente dirección: Matamoros 20, planta baja, interior 1. Col. Centro, Cuernavaca, Morelos. Pero hazlo antes del 1 de septiembre, pues será hasta esa fecha en que estará esta exhibición asombrosa de la artista mexicana Valeria López.

Fotos Galería: 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado