El cuerpo de Javier Eduardo Pérez Hidalgo, conductor de Uber que fue visto por última vez en la alcaldía Coyoacán, de la Ciudad de México, el 19 de agosto, fue localizado semi calcinado y con una bandera LGBT a su lado, en Acapantzingo, Cuernavaca.

Autoridades de la Fiscalía de Morelos confirmaron que el cuerpo del hombre, de 34 años, fue encontrado en ese poblado.

La familia de Javier Eduardo reportó su desaparición el 22 de agosto en la Fiscalía capitalina, advirtiendo que la última vez que se le vio fue tres días antes, en la colonia Pedregal del Maurel.

En la denuncia se especifica que el joven conducía un vehículo Aveo rojo, con placas de Morelos, entidad donde habitan sus padres, por lo que se solicitó apoyo a autoridades de esa entidad.

Al corroborar las bases de datos se encontró que las características de un cuerpo que se tenía en calidad de desconocido en el Semefo, coincidía con las de Pérez Hidalgo, por lo que se dio aviso a sus padres para que pudieran proceder a la identificación.

Los familiares confirmaron que se trataba del joven e informaron que pertenecía a la comunidad LBGT, aunque dijeron desconocer quién pudiera haberlo asesinado.

Su cuerpo apareció en un predio baldío de la colonia Acapantzingo, con huellas de que intentaron calcinarlo. Junto a él fue hallada un bandera del orgullo gay con un mensaje advirtiendo que había sido asesinado por violar a menores de edad.

El cuerpo carecía de los genitales, por lo cual se había pensado que se trataba de una mujer.

Las autoridades investigan ya el móvil del homicidio y han emprendido la búsqueda de los responsables para determinar si se trató o no de un crimen de odio.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado