compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), delegación Morelos, confirmó que a partir del mes de enero de 2016, el precio del gas licuado de petróleo (LP) registró un incremento en el precio en todo el país.

En Morelos, el cilindro de 20 kilogramos registró un aumento en el precio de aproximadamente 8 pesos, mientras que el de 30 kilogramos subió 12 pesos, quedando en su precio actual de 294.20 pesos y 441.30 pesos, respectivamente.

La delegada federal, Zaira Fabela Beltrán, recordó que durante todo el año 2015 el precio del gas LP se mantuvo al mismo precio y no registro incremento alguno, sin embargo, se desconoce si el precio vigente durante los meses de enero y febrero de 2016 sea el que prevalezca durante todo el año.

Por lo anterior, advirtió que pondrán en marcha un operativo permanente de verificación para vigilar que los precios oficiales vigentes de gas LP se respeten en las diferentes regiones en que está divida la entidad, además de verificar que se comercialicen cilindros con el peso completo y se entregue el respectivo comprobante a los consumidores.

Informó que durante el año 2015 se realizaron 105 visitas de verificación, se supervisaron camiones repartidores de todas las empresas establecidas en el estado, en donde se inmovilizaron alrededor de mil cilindros por no cumplir con el peso correcto, además se procedió en contra de cuatro vehículos repartidores por no exhibir el precio vigente del producto.

La Profeco, derivado de estas irregularidades, inició 44 procedimientos administrativos, en los cuales ya se han dictado las resoluciones correspondientes, imponiendo multas a las empresas gaseras infractoras por un total de 4 millones 292 mil pesos.

La funcionaria explicó que en los casos en donde se detectan irregularidades por la venta de gas LP, el Departamento de Verificación y Vigilancia remite el expediente a las oficinas centrales de la Profeco para que determine las sanciones económicas correspondientes.

Zaira Fabela refrendó el compromiso de la delegación estatal de la Profeco para salvaguardar los derechos de los consumidores, intensificando sus acciones en contra de quienes pretendan sorprenderlos.