Xalapa, Ver.- La noche de este domingo, el padre José Manuel Suazo Reyes, vocero de la Arquidiócesis confirmó el fallecimiento del Arzobispo Emérito y Cardenal, Sergio Obeso Rivera.

El pasado viernes 2 de agosto, el Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios había reportado su estado de salud.

Aquel día y mediante un comunicado enviado a los Cardenales, Arzobispos y Obispos de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM), Reyes Larios les informaba que desde hace varias semanas, la salud física de Obeso Rivera se había deteriorado.

Dijo que anteriormente el Cardenal había internado en el Sanatorio San Francisco de la Ciudad de Veracruz y, posteriormente, en el Sanatorio San Francisco de Xalapa.

Detalló que el Arzobispo Emérito había tenido algunos desvanecimientos y caídas, deshidratación y alteraciones de la presión así como pérdida ocasional de la memoria, por lo que había recibido las atenciones pertinentes de los médicos especialistas, de enfermeras y familiares, así como de sus hermanos Obispos y Presbíteros.

«Su actual estado de salud es considerado como muy delicado por los médicos que lo atienden», dijo en esos días Reyes Larios