La lavadora llegó para sumar practicidad al día a día, por algo es uno de los principales electrodomésticos que se adquieren en el hogar. Con los años ha evolucionado tanto que en la actualidad existen diferentes tipos de ellas.

En ese sentido, es comprensible tener dudas al momento de elegir la lavadora ideal para nuestra casa, y ni hablar si es la primera vez que se va adquirir una. Antes era suficiente con elegir según su capacidad, ahora toca pensar en el tipo de carga, sistema de lavado e incluso los programas que quieres para un mejor cuidado de la ropa.

Así que, si quieres elegir bien, este artículo te va interesar pues te contaremos todo sobre este electrodoméstico. Pero, si se trata de elegir las mejores lavadoras, no hay duda que las de Haier lo tienen todo para ofrecerte una buena experiencia de lavado.

Automáticos y manual

La lavadora automática es aquella que no requiere de tu intervención en ninguna de las etapas del ciclo de lavado. Tú solo tienes que cargar las prendas que deseas lavar, colocar el jabón y el suavizante en el compartimiento correspondiente, elegir el programa de lavado y esperar que ella culmine para retirar la ropa.

Prácticamente se encargan por sí solas de regular la temperatura de acuerdo con tipo de tela que laves, dosificar el jabón, y el tiempo de lavado. Lo mejor, la función de centrifugado está incluida.

Por su parte la lavadora manual, tal como indica su nombre, requiere de algunos procesos manuales, por ejemplo, tienes que cargar el agua e ir eligiendo las funciones que deseas que haga, que además son mucho más limitadas que en las automáticas.

Carga frontal y superior

Según el tipo de carga existen dos estilos de lavadoras. La diferencia entre ellas es la ubicación de la puerta, los botones para programar el lavado y la practicidad para cargar la ropa.

Una lavadora carga frontal tiene la puerta de acceso al tambor en la parte frontal, mientras que la lavadora carga superior se encuentra en la parte superior del electrodoméstico.

Las lavadoras de carga frontal suelen incluir programas de lavados más largos, son más eficientes en el uso de agua, se encuentran en colores variados y son perfectas si se desea instalar bajo un mesón.

Por su parte, las lavadoras de carga superior son mucho más cómodas de manejar y suelen ser un poco más económicas.

Lavasecadora

Tal como sugiere su nombre estos electrodomésticos engloban la función de dos en un solo equipo. Se puede utilizar solo para lavar, secar o programas ambas funciones a la vez.

Son ideales para espacios pequeños, o en aquellos lugares donde no se cuente con mucha luz natural.

Lavadora portátil

Las lavadoras portátiles destacan por su tamaño reducido y cuentan con funciones básicas. Si bien para muchos resultan prácticas, en especial por el hecho de que las pueden trasladar a donde sea, no son las más buscadas para utilizar como el centro de lavado doméstico por excelencia.

Pero, vale la pena saber que existen y que pueden ser una solución ágil para quienes viajan constantemente y no confían en las lavanderías.

Cómo elegir la mejor

En definitiva, al momento de elegir hay muchos aspectos a tener presente, empezando por la facilidad de uso. En este caso las lavadoras automáticas son la mejor opción.

Con respecto al tipo de carga, más allá de la practicidad para cargar la ropa, hay que tener presente el espacio en el que irá, así sabrás si te conviene tener la tapa en la parte superior o la frontal.

Los programas y funciones de lavado también son importantes, esto lo puedes consultar en la página web del fabricante o con el vendedor de tu tienda de electrodoméstico de confianza.

Por último, la capacidad de carga, pues independientemente del tipo las lavadoras pueden soportar diferente peso. Esto más que nada define la cantidad de ropa e incluso el tipo de prendas que se pueden lavar al mismo tiempo


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado