Cuernavaca, MORELOS.- En el arranque del año, el segmento turístico de bodas no se ha comportado según las expectativas.
La Asociación de Hoteles atribuye la disminución a la incertidumbre económica que hay de forma generalizada, y la reducción que tuvo la promoción turística institucional.
El presidente de la asociación, Donaciano Hernández Vega, indicó que en la llamada cuesta de enero, el sector hotelero finca la expectativa de sus ingresos en la ocupación que generan las bodas que los habitantes de la Ciudad de México y la zona metropolitana celebran en los jardines de Morelos.
Sin embargo, la ocupación cayó entre un 15 y 20 por ciento, en relación al mes de enero de 2018, por diferentes factores, no sólo por la crisis que hay en el abastecimiento de gasolinas.
Dijo que las bodas son eventos que se programan con tiempo, por lo que una situación temporal, como la falta de gasolina, no es la única variable que incide en la afectación que ha tenido la renta de cuartos de hoteles.
Agregó que la gente aún tiene temor de adquirir compromisos económicos importantes por el cambio de gobierno y las decisiones que se están tomando en la política.
Otra variable que los hoteleros consideran en la afectación, es la reducción de la promoción institucional de Morelos como destino turístico.
Actualmente, precisó que las únicas campañas que se están viendo, son las de las de empresarios sobre sus negocios, con el objetivo de mantenerlos como opción para el consumidor de la Ciudad de México.

Situación. El segmento de bodas reporta un descenso de hasta 20 por ciento en cuanto a hospedaje por dichos eventos.

"En la llamada cuesta de enero, el sector hotelero finca la expectativa de sus ingresos en la ocupación que generan las bodas que los habitantes de la Ciudad de México y la zona metropolitana celebran en los jardines de Morelos.” Donaciano Hernández Vega, presidente Asociación de Hoteles

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]


Últimas Noticias