Cuernavaca, Morelos.- Ubicado al norte de Cuernavaca, Ahuatepec es un pueblo bendecido por la mano de Dios y la naturaleza, su nombre proviene del náhuatl y significa ‘En el Cerro de los Encinos’;  con 600 años de historia se localiza en el Códice Mendocino en 1549. Gracias a la información del profesor y cronista, el señor Roberto Varela Rangel, quien nos explica que fue un pueblo tributario de los aztecas, y es, como casi todos en la región morelense, originarios de la Tribu Tlahuica que se estableció y organizó Cuauhnáhuac en 1430.
El pueblo, asentado en una superficie de 1685 hectáreas, colinda con Ocotepec, Coajomulco (Huitzilac), Tepoztlán y  las colonias Antonio Barona y Lomas de Cortés.  Aunque se han ido perdiendo las tradiciones y costumbres heredadas por los tlahuicas, en Ahuatepec aún viven, sobre todo en los festejos del santo patrono San Nicolás de Tolentino, y en las ceremonias de conmemoración de los Fieles Difuntos en el mes de noviembre. Aún se recuerda una con agrado, y se realiza muy esporádicamente, porque algunas familias todavía se aferran a esa  tradición: En una boda se acostumbraba “el contento”, una vieja costumbre  en donde en un matrimonio los padres del novio pedían a la novia y cuando se concedía se llenaban dos chiquihuites; uno con pan y otro con plátanos que se repartían en el pueblo a amigos y familiares quienes al recibir el regalo se comprometían a participar en los gastos de la boda con vino, cerveza y 2 guajolotes que se vestían para el festejo.

LA REVOLUCION Y EL GENERAL BARONA
 El profesor Roberto Varela, estudioso de las raíces del pueblo, nos dice que en Ahuatepec la imagen del general Antonio Barona Rojas sigue latente, personaje que nació el 13 de Julio 1886 y sobresalió en el ejército libertador del sur al mando del general Emiliano Zapata Salazar, alcanzando el grado de general de división a la edad de 28 años y enarbolando la imagen de la Virgen de Guadalupe al entrar al Distrito Federal el 24 de noviembre de 1914.  Fue asesinado por gente del general Genovevo de la O el 1 de diciembre de 1915. Dicen algunos enterados, que fue por órdenes del general Emiliano Zapata, pero otros historiadores afirman que esto no es verdad, el asesinato fue gestado por Genovevo, quien mantenía diferencias irreconciliables con el general Barona, de quien nunca pudo aceptar la superioridad tanto humana como militar. Genovevo era un abusivo que gustaba de humillar a los campesinos, mientras que Antonio Barona era un valiente que los defendía a capa y espada y luchaba a su lado hombro con hombro en la lucha por los ideales de Emiliano Zapata. Los restos del general descansan a un costado de la iglesia de San Nicolás de Tolentino edificada en el siglo XVI, que en su portada reza una frase “Esta es una Casa de Oración”. Es el día 10 de septiembre cuando se festeja al santo patrono en un evento donde se disfruta el platillo tradicional: Mole rojo.
Figuran en el pueblo dos monasterios: El benedictino de Nuestra Señora de Los Ángeles para varones, entrando por la Privada de San Benito, y el Monasterio de Santa María de Guadalupe para monjas entrando por la calle Alarcón, ambos conectados.

Un rincón para la meditación...
Subiendo por la calle Alarcón a unos 400 metros aproximadamente de la carretera federal Cuernavaca-Tepoztlán, se encuentra un hermoso lugar donde construyeron un lugar de retiro, el monasterio benedictino de Santa María de Guadalupe y dentro de él se localiza una iglesia de corte moderno, una extraordinaria arquitectura que fue edificada por el obispo Juan Jesús Posadas Ocampo el 22 de noviembre de 1986.
Los  majestuosos vitrales que protegen el templo fueron donados por el abad de la basílica del Tepeyac, monseñor Guillermo Shulenburg.
A casi 30 años de construida, la iglesia luce magistral, un ejemplo de la arquitectura moderna, un rincón en Morelos digno de príncipes.

Tiene historia. La tumba del general Antonio Barona Rojas, héroe local, recordado por su lucha con el Ejército Libertador.

Místicos. En la gráfica superior, el altar mayor a San Tolentino; abajo, otro aspecto del monasterio por el área de mujeres.

Religioso. Vista general del monasterio de Santa María de Guadalupe, lugar icónico del poblado.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...