Madrid.- Boca Juniors y el River Plate están ya en España para disputar este domingo la Final de la Copa Libertadores de América.

Casi 11 mil kilómetros por aire tuvieron que recorrer Boca y River para estar en la gran cita en el Santiago Bernabéu.

El cuadro Xeneize se entrenó en la Ciudad del Fútbol en Las Rozas, donde la selección española realiza sus entrenamientos y concentraciones.

Mientras que en el césped de Valdebebas, complejo deportivo del Real Madrid, entrenará por primera vez el River Plate que arribó a España a primeras horas de la mañana.

Periodistas cubrieron unos minutos el calentamiento y posteriormente una rueda de prensa.

REVIENTA TÉVEZ

Los jugadores del Boca se mostraron agradecidos por el recibimiento en España, sin embargo, expresaron su inconformidad por tener que jugar la final en suelo europeo.

Carlos Tévez, delantero de Boca Juniors, expresó tajantemente que “nos sacaron la ilusión de dar la vuelta en el Monumental. Los de la Conmebol son 3 locos atrás de un escritorio, no entienden nada, que disculpen los seguidores, porque esto no es cosa de los jugadores”.

YA HUBO RIÑAS

Según informes del Diario Marca, los primeros incidentes que deja este choque deportivo, aún por disputarse, se suscitaron en el aeropuerto de Barajas.

Fue detenido Maximiliano Mazzaro, ex número dos de la barra brava de Boca, quien al no contar con los papeles suficientes requeridos, fue deportado.

Guillermo Madero, director de seguridad de espectáculos de Madrid, afirmó que todo barra brava que tenga antecedentes de homicidio y quiera ingresar a España tendrá negada la entrada.

Durante el encuentro, los hinchas de Boca estaran en la tribuna sur del Santiago Bernabéu, y los de River irán al fondo norte.

Al público en general, en su mayorái españoles, se les ofrecerán entradas laterales.

Boca y River deberán jugar la Final de la Copa Libertadores en Madrid, debido a que el 24 de noviembre fue cancelada la gran final en el Monumental por disturbios de sus aficionados. El marcador global va 2-2.