Uno de las instrumentos más frecuentes utilizados por los partidos son las encuestas. Mide la percepción que se tiene de los candidatos y su partido en un momento dado. Suelen llamársele una fotografía instantánea.

Las encuestan son utilizadas como parte de las estrategias para intentar inducir la opinión favorable de los votantes. Pero, las encuestan sirven para mucho más. Los partidos y los equipos de campaña con frecuencia sólo las utilizan para intentar manipular la opinión pública: mi candidato es el bueno. No hay nada que hacer. Una visión distorsionada de la realidad.

Gabriel González Molina (GGM), es un analista político que obtuvo su doctorado en Ciencias Sociales en la Universidad de Leicester, Inglaterra. Es un investigador que ha sido muy acertado en los pronósticos que ha hecho de las últimas elecciones. Se ha dedicado por décadas a estudiar a los votantes denominados “Indecisos”. (Switchers).

Recién publicó el libro “Switchers 2. El Segmento de la Orfandad”, (Ediciones Cal y Arena). Libro que trata sobre quién obtendrá el triunfo en 2024. Echa por tierra la percepción de que la elección ya esta definida a favor de Morena. Conclusión que se desprende de la creencia de que será el voto duro el que definirá la elección. Simplemente dice: No. No está decidido.

Observa y analiza al segmento de los indecisos y los distribuye en dos subsegmentos: S1 y S2. Los que están a favor de AMLO son los S1: los beneficiados por los programas sociales, los adultos mayores o los jóvenes beneficiados, etc., constituyen el 21%: Mientras los S2, que son los que no están conformes con el presidente significan el 35% del total de los electores. Los indecisos S2, manifiestan otro tipo de necesidades, de reclamos: valoran el esfuerzo, el trabajo como fuente de riqueza, necesitan apoyo para emprender negocios; que mejore la educación y el sistema de salud y que se contenga al crimen.

La visión y propuesta de GGM, es que “… en 2024 el segmento conocido como S2 será quien defina al ganador de la elección presidencial se basa en un total de 180 estudios, los cuales representan casi un millón de entrevistas realizadas en las 25 zonas metropolitanas más importantes del país… Además en 93 sesiones de grupo con electores en zonas urbanas, rurales e indígenas, las cuales representan dinámicas de conversación por alrededor de dos horas con más de 1,390 electores switchers.”

GGM sostiene que es un error aceptar la narrativa de que ganará Morena por tener alta aprobación del presidente. Fox, tenía la misma aprobación que AMLO al finalizar su sexenio. Con dificultad ganó Calderón. Una cosa es aprobar al presidente y otra es votar de nuevo por su partido. También es un error, sostiene, que la oposición pueda ganar con el voto antiAMLO. El tercer error es admitir que ganará la candidata por su imagen y/o propuesta. Esa sería la oferta. Pero, lo que definirá la elección es la demanda. Lo que los indecisos quieren. Los cuartos de guerra tendrían que saberlo. Las campañas actuales se definen por quién logre la mejor campaña de contraste. El que pueda “polarizar” con más éxito. El libro argumenta que, a poco tiempo de la elección del 2024, aún no hay nada para nadie.”… la estrategia consiste en definir, de manera anticipada… los diversos escenarios en la mente del elector el día de la elección: la diferencia entre la aprobación de AMLO, 62% y su capital electoral real, es 42%. Ese 42% no es suficiente para que Morena tenga garantizada la elección de 2024. El segundo dato es que el 58% se encuentra alejado del presidente. Buena noticia.

“…nada garantiza que los electores votarán por el mismo partido o el mismo candidato dos veces seguidas. ¡El elector no es casilla, ni sección electoral! Sin embargo, el elector elige y lo más importante es saber cómo y por qué.”

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp