Cuando eres padre, una de tus responsabilidades es enseñar a tus hijos las habilidades que necesitarán en su vida. Que sepan sobre el valor del dinero y cómo manejarlo de forma adecuada es una habilidad que agregará mucha utilidad a sus vidas.
Inculcarles desde pequeños cómo llevar unas finanzas sanas es viable.
Es importante que se le aclare a los pequeños estos conceptos sobre el uso y el valor del dinero, así desde pequeños tendrán una relación sana con el efectivo, lo cual les ayudará a aprender la diferencia entre deseos y necesidades, y en el futuro ayudará a que no padezcan dificultades financieras.
Ganar dinero además de ser educativo para tus pequeños, también les ayuda a ser más responsables.
Por ejemplo, una manera de comenzar a percibir dinero es vendiendo algún producto afuera de tu casa (bajo tu estricta supervisión).
Si tienes varios hijos también es una excelente opción para enseñarles trabajo en equipo, el hermano más grande puede cuidar el dinero y el otro encargarse de las ventas, por ejemplo.
Lo importante es que aprendan que el dinero se consigue mediante el trabajo o el intercambio de productos y servicios.
A continuación te damos algunos tips para enseñarles finanzas personales.

Fomentar el ahorro
Una vez que tus vástagos comienzan a recibir dinero, ya sea con un pequeño trabajo o de sus domingos, un buen hábito que les puedes enseñar es ahorrar.
Educarlos con respecto a saber ahorrar y la importancia de hacerlo, es determinante para su vida adulta.
La mejor manera de que aprendan a ahorrar es por medio del hábito.
Puedes darles una alcancía y enseñarles a que en ella guarden parte de su domingo o “mesada”. Una forma para lograr esto es ponerles metas. Por ejemplo, comprarse el videojuego que desean, algún juguete deseado o ropa de su preferencia.

Que el dinero crezca
Otro hábito que es importante fomentar en tus hijos es el de invertir. No es suficiente ahorrar (juntar el dinero) sino que necesitan multiplicarlo.
Una muy buena forma de empezar es abrirles una cuenta en el banco, con este recurso tu hijo puede comenzar a planificar el ahorro con inversión para sus necesidades futuras, como los gastos de su educación o vacaciones, por ejemplo.
Los bancos cuentan con diferentes productos con cantidades mínimas requeridas que van desde los 100 pesos. Procura que tus hijos vayan también al banco cuando depositen el dinero, pues los hará sentirse importantes.

Que participen
Otra manera de educar a tus hijos en el aspecto financiero es invitándolos a participar en los momentos en los que tú manejas dinero, pídeles ayuda para encontrar, leer y comparar los precios de los artículos en la tienda o al hacer el súper.
Puedes invitarlos a que se acerquen cuando estés haciendo tu presupuesto mensual, que te ayuden a identificar los artículos que necesitará la familia; ésta también será una buena oportunidad para enseñarles a diferenciar entre deseos y necesidades.

Pon el ejemplo
La mejor forma de enseñarle a tus hijos a tener unas finanzas personales sanas, es por medio del ejemplo.
El ejemplo que le das a tus hijos tiene más influencia en ellos que cualquier consejo, así que si deseas que tus hijos no sufran de problemas financieros en el futuro es indispensable que tú tengas finanzas  sanas.
Enséñales cómo haces tu presupuesto, cómo logras encontrar las mejores ofertas, cómo ahorras, cómo inviertes y también explícales para qué y cómo, mientras lo haces.
Tus hijos son lo más importante que tienes, y darles una buena educación financiera es lo mejor que puedes hacer por ellos para ayudarles a ver el dinero sin miedos, sino como un vehículo para cumplir sueños y para satisfacer sus necesidades.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...