El día de ayer, a través de una fotografía compartida por redes sociales, el hijo del presidente López Obrador fue atacado con duras críticas y mofas sobre su apariencia y peso. 

Ante estos comentarios, Andrés Manuel López Obrador salió a defender a su hijo, Jesús Ernesto, diciendo lo siguiente: 

“Ayer mi pobre hijo que lo amo, Jesús, está excedido de peso, ya saben, (por) la adolescencia. Y con saña lo atacan. Esa es una cobardía. El problema es conmigo, no con él. Hasta en las verdaderas mafias se respeta a la familia”. 

Las opiniones en esta ocasión no estuvieron divididas, pues gran parte de los internautas defendieron al niño, además de crear un hashtag #ConLosNiñosNO, agregando comentarios como: “Cualquier persona que se burle del físico de un adolescente es bastante penoso y vergonzoso” o “¿No les da pena estar ejerciendo violencia contra un niño de esa edad?” 

Además de los simpatizantes de AMLO y miembros de Morena, personalidades del flanco adversario, dejaron por unos minutos sus diferencias políticas para rechazar este tipo de comentarios y abogar por el joven, Jesús Ernesto. 

Entre los más destacables se encontró el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, quien dijo a través de su cuenta de Twitter: “Nunca. Sea quien sea. Y mucho menos si lo haces desde la comodidad del anonimato y el avatar: eso es doblemente cobarde”, señalando como un principio fundamental no burlarse de nadie por su apariencia física. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado