México.- Nicolás Castillo regresó a la actividad con América el domingo pasado en Estados Unidos, después de la trombosis que sufrió en la pierna derecha a principios del 2020 y que lo apartó de las canchas durante un año, cinco meses y 14 después. Ante esto, el delantero señaló que durante su recuperación pasó días llenos de incertidumbre por no saber “si al menos podía mover mi pierna”.

“No sabía si podía vivir o mover mi pierna. Agradezco a los que estuvieron cerca, cerca de mi familia y trabajando para que pueda estar hoy en día”, dijo el chileno.

En charla a las cuentas oficiales de las Águilas, Nico fue contundente al señalar que “poca gente creyó que volvería a jugar y dejé todo en la recuperación. Hubo muchas lágrimas, peleas conmigo, gente del club y que agradezco, porque por ellos estoy aquí y estuvieron aguantándome”.

Staff Diario de Morelos


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado