compartir en:

Jiutepec, MORELOS.- El titular de la Secretaría de Movilidad y Transportes, Jorge Messeguer Guillén, negó categóricamente que la tarifa mínima del transporte público que están solicitando los transportistas vaya a ser de 10 pesos, y aseguró que continuarán las negociaciones con la finalidad de que las familias morelenses sufran un menor impacto económico por el gasolinazo.
Así lo expresó, luego de iniciar las reuniones con líderes transportistas en las instalaciones de la dependencia, donde hasta el momento se están dando por separado con los distintos liderazgos del transporte.
“Vamos a agotar el diálogo y a la brevedad, espero que sea esta misma semana, vamos a dar a tener noticias sobre el monto, que repito, no esperamos que sea algo que dañe a la economía de las familias, pero tampoco queremos que el transportista deje de hacer su trabajo porque no tiene recursos, y tenemos que buscar ese equilibrio, dijo Messeguer Guillén.
Celebró que se haya quitado el bloqueo a las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en bulevar Cuauhnáhuac, que señaló, condición necesaria para entrar la mesa técnica para la evaluación de las eventuales nuevas tarifas, pero consideró que la ciudadanía no podría soportar un aumento del 56 por ciento que piden transportistas.
De esta forma, señaló que será a más tardar la próxima semana cuando ya se pueda dar un pronunciamiento oficial sobre este tema de las tarifas, después de evaluar las necesidades del gremio, pero también de establecer las condiciones económicas de los ciudadanos.
Después de las reuniones, de ayer, se anunció que será hasta hoy, a las 17:00 horas, cuando inicien en forma las negociaciones, donde se espera una comisión que permita entablar el diálogo, aunque se prevé que en los días siguientes continúen hasta definir los acuerdos para que sean dados a conocer para saber la tarifa que se modificará.

Encuentro. Jorge Messeguer Guillén, secretario de Movilidad, tuvo una reunión con los transportistas, donde escuchó sus peticiones sobre un posible aumento a las tarifas de las rutas.

Temprano. Por la mañana los camiones de Pemex pudieron salir de las instalaciones de Cuauhnáhuac, luego que transportistas liberaron el paso.

Y vuelven a tomar. Unas horas después, taxistas bloquearon las instalaciones de Pemex, solicitando un aumento a la tarifa de transporte.

Por la tarde. Profesores e integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas tomaron dos gasolineras ubicadas en Las Palmas; asimismo, interrumpieron la circulación de forma intermitente en Avenida Morelos.

Por: Rogelio Ortega / [email protected]