Obituario: ¡Nunca es tarde..! Tras la partida de tres personas que dejaron en desolación a los suyos, enviamos a ellos nuestra solidaridad y condolencias... Descanse en paz don Adolfo Déguer Kado, hombre de gran presencia, prestigio y respeto entre los habitantes de Morelos, particular y especialmente en Cuernavaca... Recordamos de don Adolfo sus atenciones y  caballerosidad en sus desempeños empresariales y del Servicio Público, cuyo significado trabajo entre otras cuestiones quedó sembrado en la Obra de Pavimentación de la Avenida Teopanzolco, que va desde la Avenida Gustavo Díaz Ordaz por rumbos de Acapantzingo hasta su término en Lomas de Cortés... ¡Qué buen trabajo para la historia dejó sembrado para quienes vivimos en Cuernavaca y sus visitantes..! Para los suyos, vaya nuestras condolencias en ánimo de invocar el descanso eterno por don Adolfo Déguer Kado.

Enviamos también el mejor de nuestros recuerdos, por el extinto don Gerardo Oscós Wright, hombre que por sus actividades y desempeños en el Sector Público del Gobierno del Estado, tuvo presencia y trascendencia, la cual se acrecentó con el paso del tiempo como vecino de Cuernavaca e impulsor y gestor del llamado Grupo Verde y como socio del Grupo Morelos Cuauhnáhuac; donde sus acciones le significaron durante varios lustros... Para su familia, el abrazo solidario en ánimo de que descanse en paz don Gerardo Oscós Wright.

Para nuestro amigo Javier Bolaños Aguilar y su familia, dejamos con nuestro sentido pésame, el cálido abrazo al que aunamos nuestras oraciones por el eterno descanso de su Señora Mamá, la distinguida maestra doña Carolina Aguilar Schroeder... ¡Descanse en Paz! 

Por los tres extintos que he citado y también por quienes han partido cercanos a Usted, amable Lector, dejo aquí el Poema de mi autoría “AVE Y ESTRELLA”, en ánimo de que pueda servirles para hallar pronta su resignación como deudos. 

AVE Y ESTRELLA

(Epitafio)

Autor: Pablo Rubén Villalobos.

 

No me invoquen, no me lloren,

tengo paz, tranquilidad…

Sólo les pido por mi oren

en su íntima soledad.

 

¡Y conste que no están solos..!

Yo siempre los acompaño,

a ustedes que mi todo…

El partir, no me hizo daño.

 

Estoy en ese infinito,

del espacio y su belleza…

Pueden verme, se los digo...

¡Soy la Estrella que embelesa!

 

¡Soy esa Ave en raudo vuelo,

de esplendoroso plumaje..!

¡Que es un hálito en el cielo

Cuando sola va en su viaje!

 

Ya sin llanto y sin lamentos,

hoy sé que mi vida es bella…

¡Pueden verme, se los digo..!

¡Soy el Ave..! ¡Soy la Estrella!

 

¡Descansen en paz nuestros seres que han partido! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

 

Pablo Rubén Villalobos
pablorubenvillalobosh@hotmail.com