Podemos afirmar que Morena no es un Partido Político, pues no tiene respetados y cumplidos por su gente una Plataforma de Principios, ni su Estatuto, ni sus principios básicos, ni una estructura ideológica y sociopolítica, por la falta de identidad de sus adheridos procedentes de casi todos los partidos políticos que ahora sólo por conveniencia están como morenistas para ese llamado “Partido Político”… En efecto, Morena es sólo un movimiento de “regeneración o renovación” que en los actuales tiempos tienen un Dirigente Nacional que los aglutina como simpatizantes o adheridos y llegados de cualesquiera de las tendencias de izquierda, centro o derecha que se han sumado pero que son en  realidad, un revoltijo político que mediante ese Movimiento tratan de aprovechar lo que les pueda venir como ganancia, bien sea para los puestos de “elección popular” que para algún empleo dentro de la burocracia nacional, estatal o municipal, entre el montón de espacios ocupacionales para alcanzar una desde la Presidencia de la República, las gubernaturas, senadurías, diputaciones federales o locales; las presidencias municipales, sindicaturas y regidurías, pasando por las secretarías federales, estatales y municipales, las subsecretarías, direcciones generales direcciones, subdirecciones, jefaturas de departamento o los empleos y trabajos que mantienen y sustentan a la burocracia nacional, estatales y municipales…Como se ve, el pastel es inmensamente grande por todo los espacios de trabajo que tiene el Gobierno en todos sus niveles y desde luego, por lo que ello significa en la sustentación de los multimillonarios presupuestos que manejan todas las dependencias, desde la Presidencia de la República hasta el más modesto de los ayuntamientos, por más fregado que esté… En estos tiempos casi toda la estructura burocrática del País está bajo el dominio de AMLO, como lo fue en los tiempos del Gobierno del PRI, salvo algunos estados o municipios que se encuentren vinculados con otros partidos opositores, más o menos relevantes como el PAN, PRD, PRI, MC, el Panal y el PV… A sabiendas de esto, López Obrador ha manejado los hilos de la política, la politiquería y hasta ‘la tenebra’ según sus saberes, experiencia, mañas, marrullerías y todo lo que aprendió a lo largo de su vida en su quehacer público-político y cuyas enseñanzas no son pocas… Lo anterior viene a colación porque Morena tuvo su Congreso Nacional con la presencia de miles pero con la participación de sólo unos cuántos Delegados y Consejeros llegados de distintas partes del País, para estar en ese multitudinario escenario con los pocos que son y algunos que se sienten ser parte del todopoderoso Movimiento de Regeneración Nacional o como quieran llamarle según les convenga… Consecuencia de este Congreso, lo más significado es que los gobernadores de Morena con algunos convenencieros ya pasaron a formar parte del Consejo Nacional, junto con otros vinculados de este Movimiento donde quedan ratificados como los “meros, meros” de Morena, el disciplinadísimo y hasta lacayo Mario Delgado Carillo, siempre a las órdenes de lo que le mande y se le ofrezca al Primer Morenista del País: En calidad de Secretaria General fue ratificada la firme y poderosa  Citlali Hernández, siempre dispuesta para cumplir lo que mande su Jefe el Presidente de la República… ¡Luego de lo anterior, podemos afirmar que “todo está planchadito” por parte de y para lo que decida Andrés Manuel López Obrador, frente a los procesos electores del 2024 por la Presidencia de la República, gobernadores, senadores, diputaciones y ayuntamientos para que la cauda morenista se cuele y se cuelgue donde pueda alcanzar alguno de todos los puestos o chambas que dé ¡Ahí la dejamos! ¡Hasta mañana que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado