Ninguna mujer en el mundo está exenta de riesgo de contraer cáncer de mama, un mal que puede ser mortal, por ello, fomentar la detección oportuna a través de incentivar la autoexploración desde la adolescencia y realizar una mastografía mínimo cada dos años a partir de los 40, son las mejores herramientas para prevenir esta peligrosa enfermedad y proteger la vida de millones de mujeres.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el cáncer de mama se ha convertido en el más común de los diferentes tipos de cáncer que se presentan globalmente. El año pasado se registraron 2.3 millones de nuevos casos

En el caso de México, de acuerdo con las Estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), constituye la principal causa de morbilidad hospitalaria por tumores malignos entre la población de 20 años y más, con 24 de cada 100 casos para este grupo de edad; en las mujeres, estos tumores malignos representan 37 de cada 100 casos y en los hombres, 1 de cada 100 casos.

Si bien existe una mayor predisposición en mujeres con familiares directos que hayan padecido esta patología, hay otros factores relevantes que aumentan el riesgo de desarrollarlo, como la menstruación temprana, antes de los 12 años; la menopausia tardía, después de los 55; la ausencia de lactancia, y el uso de terapia hormonal, como pueden ser los estrógenos.

 

¿Qué estudios o exámenes se utilizan para detectarlo?

 

Mastografía

 

Estudio de exploración que se realiza mediante rayos X para detectar cualquier cambio en los senos de las mujeres que no se puede ver a simple vista. Se toma una serie de placas que son interpretadas por un radiólogo especialista para detectar cualquier anomalía.

Existe evidencia suficiente para considerar que la mastografía es el único estudio que tiene la capacidad de detectar el cáncer de mama en fases tempranas; es decir, cuando los tumores son todavía tan pequeños que tienen muchas más posibilidades de erradicarse con un tratamiento efectivo.

 

Ultrasonido de mama o ecografía

 

Es un estudio especializado en el que se rastrean las estructuras internas del seno. Puede ayudar a diagnosticar bultos en el seno u otras anormalidades.

 

Elastosonografía mamaria  

 

La elastosonografía mamaria es un ultrasonido que evalúa la consistencia o dureza de los tejidos. En otras palabras, permite analizar el tejido mamario en función de su densidad, lo que es muy importante para diferenciar un tipo de lesión de otra.

Permite valorar la elasticidad de los diferentes componentes del tejido mamario mostrando las propiedades de las lesiones cuando son sometidas a compresión externa.

La elasticidad es menor en las lesiones rígidas (con dureza) que en las suaves, por lo que este dato podría ser útil como herramienta auxiliar en el diagnóstico del cáncer de mama: es conocido el principio de que las lesiones malignas son menos elásticas y que, por lo tanto,

presentan mayor resistencia al desplazamiento que las lesiones benignas.

 

Biopsia de mama

 

Es un procedimiento en el que se extrae una pequeña muestra de tejido para buscar signos de una afección. Un médico examina el tejido con un microscopio para detectar cáncer de seno y otras enfermedades relacionadas.

La biopsia de mama es la única manera de saber si un cambio sospechoso en su seno es cáncer, llámese sombra o bulto.

Existen dos tipos de biopsia de mama: biopsia con aguja gruesa y biopsia quirúrgica abierta.

El tipo de biopsia del seno que recomiende el médico dependerá del aspecto que muestren la sombra o el bulto en la mastografía. También puede depender del tamaño de la sombra o bulto y de la parte del seno donde estén situados.

 

 

Cultura de prevención

 

Para combatir el cáncer de mama es prioritario implementar hábitos saludables para contrarrestar los factores de riesgo de esta enfermedad como la obesidad, el sedentarismo, la adicción al cigarro, el consumo de alcohol, así como la ingesta de bebidas azucaradas y comida chatarra.

Además, se debe apostar a la detección oportuna para reducir la mortalidad a través de la autoexploración mensual y acudir a revisiones periódicas conforme a la edad de las mujeres.  

La adopción de un estilo de vida saludable, cuidando la alimentación con un mayor consumo de frutas, verduras, bajo consumo de grasas, manteniendo un peso saludable y realizando actividad física moderada de manera periódica, así como evitar el tabaquismo y el consumo de bebidas alcohólicas.

Estas acciones permitirán reducir riesgos e identificar a tiempo cualquier señal de alarma para poder ser atendida con mayor oportunidad.

 

Consulta a tu médico y visita CDI Centro de Diagnóstico por Imágenes que te ofrece a ti Mujer Plena atractivas promociones de aniversario, vigentes todo el año. 

¡Juntas somos más fuertes!

En CDI cuidamos de ti desde hace 40 años.   https://www.cdimorelos.com/tienda 

CDI

 

febrebro 2024  - CDI Morelos

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp