compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Las voces escuchadas en el Foro Diario de Morelos convergieron en asignar un salario por trabajos realizados en el hogar, generar mayores oportunidades laborales para la mujer, diseñar políticas públicas para capacitarlas en diferentes oficios, así como ampliar el programa Empresas de la Mujer Morelense para aceptar más proyectos con apoyos económicos.
Con el tema “Disculpen, mujeres trabajando”, también se escucharon testimonios de mujeres de éxito, empresarias y consejeras electorales, así como la secretaria de Desarrollo Social en el estado, Blanca Estela Almazo Rogel.
La secretaria explicó que en Morelos tres hogares de cada 10 son sostenidos por una mujer y esto quiere decir que casi 127 mil son jefas de familia. 
Ellas llevan el sostén de todos los integrantes de su hogar, pero también son mujeres que se encuentran en  vulnerabilidad por su condición de madres solas, y porque además son mujeres que deben enfrentar las dificultades para sacar adelante a sus hijos.
Almanzo Rogel dijo que con ese diagnóstico el Gobierno estatal fortaleció las políticas en apoyo a la mujer, “porque desde el inicio del gobierno se pensó en este programa porque se decía que las jefas de familias estábamos invisibilizadas para los programas oficiales. Además este programa cumple un doble propósito que es la reconstrucción social.
Afirmó que uno de los retos mayores de este sector es que sus hijos puedan seguir estudiando y por eso el gobierno las apoya en el inicio de un pequeño negocio o a través de grupos de trabajo.
Uno los testimonios surgidos en el Foro DDM fue el de Flor Martínez, propietaria de la Casa de banquetes, cuyo negocio instaló desde hace 20 años para ayudar a sus hijos a continuar estudiando.
“Sólo de esa manera pude ver a mis hijos y convivir con ellos. Como mamá sacrificamos todo por los hijos y en mi opinión las mamás sí debemos tener un sueldo, porque el hogar no es trabajo como el de una oficina donde se delegan responsabilidades. En casa haces de todo”, contó.
Hermelinda, propietaria de un taller de costura, dice que empezó su negocio en 1992 cuando se quedó sola al frente de sus hijas. “Tuve que trabajar para sacarlos adelante pero al mismo tenía que estar pendiente de ellas por lo que pensé en un taller de costura”, contó.
Comenzó con una máquina y ahora tiene un taller y seis empleados. Ese trabajo y su condición de jefa de familia también le permitió revalorizar su esfuerzo y ganar respeto ante su entorno. “Le digo a las mujeres que deben valorarse y hacer que las respeten”, afirmó. 
Al estudio acudió Samantha Desciderio Olvera, karateca seleccionada nacional, además de ganar tres veces el premio estatal del deporte, pero además participó en cuatro olimpiadas nacionales y consiguió la medalla de oro en combate. 
Dice que la fórmula para triunfar es visualizarse como una ganadora pero para ello es indispensable trabajar con mucho esfuerzo y ajustarse a una disciplina rigurosa. 

Tenacidad. La karateca morelense Samantha Desciderio Olvera aseguró que para lograr el éxito en cualquier tarea se necesita tenacidad y esfuerzo.

"Uno de los retos mayores de este sector (jefas de familia) es que sus hijos puedan seguir estudiando y por eso el gobierno las apoya en el inicio de un pequeño negocio o a través de grupos de trabajo”.  Blanca Almazo Rogel,  titular de la Sedeso

Participación 
Tres de cada 10 hogares morelenses son sostenidos por una mujer, la mayoría con hijos.

Apoyos
Programas como Empresas de la Mujer Morelense permiten a las féminas emanciparse y triunfar como emprendedoras en el mundo de los negocios.

 

Por: Justino Miranda / [email protected]