Japón.- Las insólitas historias se siguen presentando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ahora una atleta australiana recibió "ayuda" de algo que nunca pensó que le salvaría la vida en su competencia, un condón. Se trata de Jessica Fox quien dio a conocer que tuvo que reparar su Kayak de último momento pero al no tener necesario tuvo que ingeniárselas.

La australiana estaba cerca de saltar a competencia en la modalidad de eslalon cuando se dio cuenta que su kayak estaba roto de uno de los extremos y es que la modalidad que practica lleva al limite cada uno de las herramientas y en este caso su vehículo sufrió el daño. Curiosamente Fox se alistaba para luchar por medallas y la magia de Tokio 202o le dio la suerte.

A través de un video que compartió en sus redes sociales, Jessica Fox dejó que no tenían lo suficiente en la Villa Olímpica de Tokio 2020 para hacer la reparación. Fue ahí cuando ella y su equipo de trabajo vieron la manera de reparar la fibra de carbono de una manera muy ingeniosa. Jessica utilizó uno de los condones que se le entregaron previo al inicio de Tokio 2020.

 

 

"Apuesto que no sabían que los condones pueden usarse para reparaciones de Kayak", se lee en el video que compartió la australiana. La reparación constó de poner una gran cantidad de pegamento en la punta del kayak y luego con el condón utilizar su elasticidad para forrar la pieza con el látex y así fijarlo y evitar que entrara el agua en competencia.

Lo más sorprendente es que resultó y aunque tenian sus dudas decidió saltar competir. Durante la final no tuvo problema alguno y solo le quedada dar lo mejor de ella y lo logró. Con una gran capacidad de culminar el circuito, Jessica Fox se coronó como medallista de bronce en la prueba de eslalon en remo de Tokio 2020. Ahora el recuerdo y la anécdota quedarán para la historia. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado