CUERNAVACA, MORELOS.- El oxígeno medicinal no puede crearse en casa, éste debe llevar un proceso para ser puro y sin bacterias o contaminantes que afecten la salud de las personas que lo utilizan. Especialistas han alertado a la población a no caer en engaños con videos de supuestos aparatos que brindan oxígeno.

Lo anterior, en referencia a los videos que se han replicado en distintas redes sociales y enviado por cadenas de WhatsApp, como alternativa para auxiliar a una persona enferma de COVID-19, ante la escasez de tanques de oxígeno.

Georgina Hernández Montes, Química Farmacéutica Bióloga, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), detalló que existen dos formas de conseguir oxígeno médico.

El primero es a través de cilindros como regularmente se conocen y que en las últimas semanas se ha incrementado la demanda de estos. Otra alternativa son los condensadores, lo que hace este aparato es separar el oxígeno del aire, a través de unos filtros especiales, dando pureza del oxígeno entre 90 y 95 por ciento.

SE PUEDEN AGRAVAR

Por lo que advirtió sobre lo que ofrecen las redes sociales: “Es muy importante que la ciudadanía sepa que estos dispositivos caseros no sirven, y lo que hacen es que a su familiar le están dando más aire con un poco de presión y por eso le da una ligera sensación de que esta oxigenando, pero no es oxígeno, solo es una mezcla de aire, esto puede causar que el paciente tarde más en ir a buscar una opción médica o que llegue muy grave al hospital, porque no está recibiendo la oxigenación que se requiere” explicó.

La especialista e integrante de la Academia de Ciencias de Morelos (ACmor), detalló que se debe considerar la gravedad del paciente para determinar si podrá requerir un concentrador o un tanque de oxígeno, de tal forma que no se puede suministrar a la deriva.

Actualmente la población con un paciente enfermo de COVID-19 ha entrado en desesperación por ayudar a su familiar, y al encontrar la alternativa del oxígeno casero se les hace lógico que pueda servir, debido a que emite aire, a ello se suman las personas que se aprovechan vendiendo los dispositivos.

“Hay que tener mucho cuidado con la salud, no pueden arriesgarse a comprar dispositivos que no sirven y lo único que van hacer es quitarles su dinero.”

Por JOSÉ AZCARATE / jose.azcarate@diariodemorelos.com