CUERNAVACA, MORELOS.- El sector gastronómico no tiene altas expectativas de venta en el Buen Fin, porque los ciudadanos orientan su gasto a la adquisición de bienes, como muebles o electrónicos; aún así, los restauranteros esperan beneficiarse de forma indirecta y tener una venta extraordinaria de al menos un 15 por ciento.
El vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Ángel Adame Jiménez, dijo que desde que el gobierno federal planteó el Buen Fin como una estrategia para incentivar el consumo, los restauranteros siempre han buscado participar para no quedarse al margen de la derrama económica.
Sin embargo, la experiencia les ha demostrado que el principal beneficiado es el sector comercio, sobre todo las tiendas departamentales y los negocios con venta de electrónicos y electrodomésticos, porque el consumidor aprovecha descuentos y promociones para renovar el equipamiento de sus hogares, y “es comprensible”, dijo.
Los restaurantes alcanzan una rebanada de la derrama económica, pero en porcentaje mucho menor.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...