compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El cierre del Paso Express por los trabajos de reparación del socavón y los bloqueos que se registraron este viernes en diferentes puntos de Cuernavaca afectaron la venta que la industria restaurantera tenía prevista por graduaciones y fin de cursos.

El vicepresidente de la Canirac, Harry Nielsen León, no descartó que la afectación continúe en la actividad turística de este fin de semana.

Señaló que debido a la parálisis que las vías de comunicación sufrieron ayer, sobre todo la de la avenida Morelos, desencadenó un efecto dominó que impidió a las personas llegar a tiempo a sus destinos.

Muchas mejor cancelaron reservaciones en restaurantes para celebrar graduaciones, ante lo imposible de llegar.

El representante del sector dijo que muchos negocios no sólo no concretaron la expectativa de sobreventa que tenían, sino que, en general, las ventas de ayer disminuyeron hasta en un 30 por ciento y la tendencia puede seguir hoy sábado y mañana domingo, por la noticia nacional del cierre de la Autopista México-Acapulco.

Por otra parte, el presidente de la Canacintra, Jorge Mátar Vargas, lamentó el impacto económico que tendrán las empresas por la restricción de camiones de carga en el Paso Express, pero dijo que se espera que la medida sea sólo por el plazo que se anunció y que sirva para dar certeza sobre la seguridad
de la obra.

Espera, dijo, que la disposición no cause una inconformidad social mayor a la que ya existe contra las
autoridades.

Mátar Vargas señaló que en este momento, para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), debe ser prioridad devolver a los ciudadanos la confianza de circular en la referida vía de comunicación.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]