Toluca.- El árbitro Adalid Maganda descartó tener rencor contra quienes lo obligaron a llegar al extremo de iniciar una huelga de hambre para exigir su reinstalación en el futbol profesional.

Un día después de captar la atención de los directivos de la Comisión de Arbitraje y acordar su regreso a las canchas, el silbante que denunció racismo dijo que su única intención era recuperar su trabajo.

“Se tocó ese tema (recibir una disculpa), lo vamos a ver cuando estemos integrados todos, vamos a hablarlo todas las partes, como lo comentamos: borrón y cuenta nueva, no tengo rencor hacia nadie, lo que quería era trabajar y demostrar toda mi capacidad en el terreno de juego.

“Estoy muy confiado (en que volverá a dirigir en Primera División) porque los parámetros los pone uno, pasando la prueba física yo ya estoy de regreso y ustedes mismos van a ver mis actuaciones en el terreno de juego, y si hacen algo malo (la Comisión de Arbitraje), no sé, no creo, porque me dieron su palabra. Yo no tengo rencor hacia nadie”, dijo.

Staff Diario de Morelos



Loading...