CUERNAVACA, MORELOS.- A los diputados de la LIV Legislatura por poco les estalla “la bomba”, y no precisamente la que “fue colocada” en el Congreso local, sino la que representa la pugna entre grupos contarios en las comunidades indígenas que serán municipios autónomos, a partir del próximo año, y que había sido soslayada por los legisladores.
El 11 de septiembre, una comisión de Hueyapan pidió audiencia con el presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo, para conocer la atención que darían a su solicitud de modificar la integración de su concejo municipal; esperaron la respuesta en la banqueta, porque el personal de seguridad les impidió el paso.
Desde entonces, la comisión vino y fue de Tetela del Volcán –municipio al que aún pertenece Hueyapan- a Cuernavaca, sin conseguir su objetivo: que modifiquen el decreto 2852 de mayo de 2018 por el que la LIII Legislatura designó a los miembros del concejo municipal que, a partir del 1 de enero, será la primera autoridad del municipio autónomo.
Antes, estuvieron de acuerdo en que David Montes fuera parte del concejo, pero como se asumió como “presidente municipal”, en asamblea lo desconocieron y designaron a otros integrantes.
El martes pasado aumentaron la presión con un bloqueo en Plan de Ayala, y la diputada Tania Valentina Rodríguez les prometió que ayer atenderían su reclamo en la sesión del Pleno.
Ellos vinieron por montones para demostrar que son la mayoría; con carros y camiones sitiaron el Congreso exigiendo el cumplimiento de la promesa.
La versión cambió; Rodríguez les dijo que instalarían una mesa de análisis con la presencia de observadores de la ONU para evitar que con los “cambios” se violenten derechos “internacionales” de los indígenas.
La diputada Blanca Sánchez Arano quiso apoyarla ante el embate de la muchedumbre: “Aquí yo soy la vicepresidenta del Congreso de la Unión”, espetó; mejor guardó silencio.

Se unen pobladores de Xoxocotla
A los de Hueyapan se les sumaron los de Xoxocotla, que también tienen una pugna por la integración de su concejo; la mayoría apoya a los que lo forman; otros quieren que también haya cambios. Fueron los primeros en irse con la garantía de que el decreto se mantendrá.
Los de Protección Civil intentaron desalojar a los de Hueyapan por la amenaza de bomba, pero ellos no creyeron la versión y permanecieron en la explanada y con el bloqueo en la calle.
A las 13:00 horas ingresaron al Salón de Pleno, donde el diputado de origen indígena, Marcos Zapotitla, les dijo que hay voluntad de la legislatura de reconocer la libre autodeterminación que tienen para elegir a sus representantes, pero para modificar el decreto 2852 debe agotarse un proceso legal en el que el grupo contrario -de David Montes- presente sus alegatos y al final los diputados darán la razón a quien fundamente que la tiene.
Al final del día, los inconformes tuvieron la respuesta que pidieron desde el 4 de septiembre.

Tensos. La diputada Tania Valentina Rodríguez, presidenta de la Junta Política, intentó explicar a los habitantes de Hueyapan a los que ayer dijo que hoy sería atendido su caso, que  va a tardar el proceso para dar solución a su petición.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]