Siguenos en
    Redes Sociales

Responde Obispo a los masones

CUERNAVACA. MORELOS.- “Si yo tuviera que ir a la cárcel, bienvenida la cárcel, pero continuaré defendiendo la familia, la vida y la paz con todo lo que tengo”, respondió Ramón Castro Castro, Obispo de la Diócesis de Cuernavaca a integrantes de la Gran Logia de Morelos, quienes se inconformaron porque encabezó una marcha y emitió declaraciones que consideraron de tipo político.,
El pasado viernes, la Gran Logia pidió a la Secretaría de Gobernación sancionar a un representante de la Iglesia Católica que “públicamente se manifestó como actor político, manipulando como jefe de una doctrina, la libertad de conciencia de su propia grey”.
Al respecto, previo a la misa dominical, monseñor Castro Castro aseguró que no existen razones para que sea objeto de una sanción o amonestación; “pero en caso de que hubiera, las recibo con gran gusto”, afirmó.
Destacó que ninguna autoridad del Gobierno del Estado le ha llamado y que no se ha salido de su misión de pastor.
No obstante destacó: “si yo tuviera que ir a la cárcel, bienvenida la cárcel, pero continuaré defendiendo la familia, la vida y la paz, con todo lo que tengo”.
El Obispo lamentó que sus opiniones sobre la familia, la vida y la paz, les causa problemas a algunas personas, pero insistió en que continuará declarando, además destacó que el problema sería que se metiera en política; “ahí sí el tema sería diferente, pero no hay problema”.
En tanto, durante el tercer domingo de Cuaresma, lanzó un llamado a los católicos para apagar la sed del dinero, el placer, el sexo y todo aquello que sólo daña la vida.
“Es necesario apagar la sed del mal y sólo lo haremos a través del pozo interior que tenemos, evitemos los pozos contaminados porque estos nos apartarán del buen camino”, finalizó el prelado.


COMENTARIOS