Siguenos en
    

Hacen del robo de medidores un negociazo

2 kilogramos aproximadamente de bronce  tiene un medidor de agua.
2 kilogramos aproximadamente de bronce tiene un medidor de agua.

Cuernavaca, MORELOS.- En un negocio redondo que ha proliferado en Cuernavaca se ha convertido el robo de medidores de bronce y tubería de cobre, el cual les deja cuantiosas ganancias, tanto a las personas que los roban y venden, como a los compradores.
Así lo dio a conocer el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Víctor Hugo Valdez Ortiz, quien mencionó que la proliferación de comercios dedicados a la compra de desperdicios industriales ha originado un incremento importante en el robo de medidores y tubería.
Comentó que en Cuernavaca se registran en promedio 20 robos diarios de medidores de bronce y tuberías de cobre; sin embargo, dijo que muchos de los hurtos no son reportados, ya que los afectados dan parte directamente al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), que se encarga de denunciar los hechos en la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
“Durante una semana tenemos una o dos llamadas donde nos reportan un robo, pero hemos contabilizado hasta 20 robos de tubería de cobre o de medidores al día”, dijo.

Cuatro colonias
concentran incidencia
El funcionario indicó que las colonias en donde más proliferan los robos de medidores y tubería de cobre, principalmente durante las noches, son: Santa María, Satélite, Antonio Barona y la Carolina.
“Las tenemos registradas como las principales demarcaciones donde se registran este tipo de robos de tuberías de cobre y de medidores, incluso en esos lugares hemos logrado algunas detenciones”, indicó.
Váldez Ortiz afirmó que ante el incremento de la incidencia delictiva muchas personas han tomado medidas como colocar estructuras de metal a sus medidores para protegerlos.
“Hay muchas personas que ya han tomado cartas en el asunto, muchos que ya están protegidos con herrería y de otros que ya fueron sustraídos, la gente decide reponerlos con uno que sea de plástico u otro material”, indicó.
Dijo que en lo que va del año han detenido a 16 personas por este delito, “los hemos sorprendido con piezas de cobre robadas de alguna casa o medidores y todas han sido puestas a disposición del Ministerio Público”.

Les dejan buenas ganancias
El robo de medidores es un negocio redondo tanto para las personas que los hurtan, quienes obtienen por cada aparato alrededor de 160 pesos, debido a que pesan aproximadamente 2 kilos 200 gramos, entre bronce y la pedacería de tubos de cobre que cortan.
Mientras que los dueños de las chatarreras y negocios en donde compran desperdicios industriales, obtienen un 50 por ciento o más sobre el monto que pagan a los pequeños vendedores.


COMENTARIOS