Años van y años vienen y las deudas municipales aumentan. La verdad es que en México no hay rendición de cuentas, en cada uno de los trienios se ha hecho lo que se les ha pegado la gana y la deuda de los municipios aumenta y aumenta; el problema crece y los partidos políticos, a través de los tiempos, han servido uno a otro de tapadera y, a pesar de que se habla en los gobiernos de la trasparencia y rendición de cuentas, la verdad es que nadie hace nada para que éstas se lleven a cabo.

Ha sido una cadena de desfalcos en los diferentes trienios, desde los panistas priistas, perredistas, pecistas y ahora morenistas; todos han dejado a los diferentes municipios con deudas impresionantes e impagables.

Nadie, ni los propios alcaldes deben hacerse sorprendidos, porque la deuda es impagable; y menos lo será cuando se tienen funcionarios que siguen saqueando al erario de la manera que lo hacen.

La ciudad no está bien, Cuernavaca con un excelente clima y una belleza natural está semi abandonada y no lo hemos dicho ahora, sino desde hace muchos años. ¿Cómo es posible que ahora se sorprendan si es algo que todos sabíamos?

Ahora, el alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos Adán reconoció que la deuda del municipio con CFE es impagable, por lo que se pactará un plan de pagos para enfrentarla.

Al momento, tres pozos han sufrido cortes de servicio de energía. Se espera que en breve se restablezca el servicio conforme al resultado de la negociación.

Además de con la CFE, el Ayuntamiento debe al Instituto de Crédito más de 80 millones, al IMSS e ISSSTE, y a múltiples proveedores.

En el caso del adeudo con el gobierno estatal y su Instituto de Crédito, la comuna tendrá que desincorporar algunos de sus bienes, si es que se puede, porque al parecer las administraciones anteriores ya han tratado de hacerlo y no han podido legalmente, ya que son bienes para el servicio público.

El Alcalde señaló que encontró una deuda de 152 millones de pesos, de los cuales 120 corresponden al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), algo que era de todos conocido porque el que la CFE les quite la luz a los pozos es algo recurrente cada tres años, ya que la deuda viene de varias administraciones atrás. Eso ya lo sabían antes de tomar posesión, el problema de Sapac es que la han convertido desde trienios atrás en un negocio que nadie quiere trasparentar porque nos cobran a los usuarios de más. La ley señala diferentes gastos para cobrar determinadas cantidades mensuales, y ellos cobran por bimestre para que los usuarios paguemos más cara el agua que consumimos; ya lo he escrito en varias ocasiones, pero nadie presta atención; y el pago todos lo hacemos puntual. ¿Por qué entonces no funciona?, por la mala administración y la falta de transparencia, ya que Sapac ha sido la caja chica de las administraciones anteriores.

Nada más dígame cuántos años tiene la propuesta de “Morelos Rinde Cuentas”, y nadie hace nada ni se lleva a cabo; no sé si sea la solución, pero de que mejoraría, mejoraría.

Así las cosas, mientras no haya claridad en el manejo del recurso de Sapac, menos podremos pagar la deuda y ésta sigue creciendo, por lo que al momento tres pozos han sufrido cortes de servicio de energía y se espera que en breve se restablezca el servicio conforme al resultado de la negociación con la CFE.

El Alcalde informó que el resto de la deuda era del Municipio, pero quedó en ceros hace unos días, de modo que lo complicado es con el organismo descentralizado, bajo las finanzas que tiene el Municipio con el gasto corriente y con los problemas jurídicos que enfrenta ante los posibles embargos, y fue claro al señalar que trabajan en una propuesta para presentar a los directivos de la CFE, con montos que el Municipio pueda cubrir de manera puntual.

Por una cosa u otra, las administraciones municipales han dejado al propio Municipio con deudas increíbles. El problema es que sólo lo informan y no denuncian a los responsables de esas deudas ante las autoridades. Desde luego que no es fácil hacer una denuncia, y menos con un Fiscal Anticorrupción que es muy tonto o se hace, porque no da una.

Pero la obligación de las nuevas autoridades es denunciar al responsable y no sólo a la persona, sino que debe hacerse que regrese el dinero que se llevó. Veámoslo a nivel estatal y todos sabemos que el régimen anterior saqueó al estado; pero han transcurrido ya nueve meses y no se ha podido demostrar nada ante las autoridades. Nos dicen que hay robo aquí y allá, pero es una buena plática y no ponen el remedio. O sea, pura publicidad y nada de efectividad. ¿No cree usted?

 

Teodoro Lavín León
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin