La pandemia está cobrando caro por la irresponsabilidad de muchos que salieron de compras en las pasadas navidades y el incremento de enfermos graves de COVID es impresionante; los hospitales, aunque no lo digan, están saturados, no te admiten en los privados si no tienes 70% de saturación, si estás más bajo no te reciben, y los nosocomios públicos están llenos, hay colas de derechohabientes que no son recibidos porque ya no hay lugar. El desorden en el control de la enfermedad está dando graves resultados, las familias están desesperadas y el contagio crece de manera exponencial, y aún faltan los contagiados en año nuevo y reyes. El estar en rojo no sirve de nada si los antros están funcionando noche a noche. Así como las autoridades son de estrictas con los grandes almacenes que pueden pagar una buena multa, deberían de cerrar todos los antros que sin sana distancia funcionan de manera normal. El Ayuntamiento ha sido totalmente ineficaz para reducir la pandemia, al parecer no hay rumbo en Morelos, el gobierno ha sido rebasado y en los ayuntamientos cada quien hace lo que quiere y como quiere. Durante la conferencia de prensa que ofrecieron este viernes autoridades de salud de Morelos, para actualizar el panorama estatal por Covid-19 en la entidad, el Director General de Coordinación y Supervisión de la Secretaría de Salud, Daniel Alberto Madrid González, refirió que la ocupación hospitalaria sectorial ha alcanzado un 60 por ciento, pero aseguró que todavía hay disponibilidad para atender a la población. “Es importante que extrememos medidas, es una realidad que está subiendo la ocupación hospitalaria, pero contamos todavía con camas y personal para seguir atendiendo”, afirmó Madrid González. El funcionario de la salud recordó que el sector planea una reconversión hospitalaria una vez que la ocupación alcance el 70 por ciento. Y si bien ello no ha ocurrido, también reconoció que la ocupación pasó de un 25 a un 60 por ciento en sólo cuatro semanas, por lo que llamó a la población a seguir las recomendaciones para evitar un mayor número de contagios. A la fecha, la cifra de casos confirmados acumulados en la entidad asciende a 10 mil 359 casos, de los cuales 610 son casos activos. En este sentido, Madrid González resaltó que se trata de una de las mayores cifras de casos activos que se han registrado en la entidad, y enfatizó que el segundo brote de contagios se inició con 100 casos activos. Por lo pronto, debido a la pandemia, los empresarios no podrán pagar sus cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por eso pidieron a la institución retrasar el pago a través de una prórroga. En entrevista, el recién designado Presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Morelos, Antonio Sánchez Purón, aseguró que el pago de cuotas al IMSS ahoga a los empresarios. Ante esta situación, pidió a las autoridades del IMSS que amplíen el plazo de pagos y que tomen en cuenta las circunstancias económicas causadas por la pandemia. Es por esto, ante el semáforo rojo que vive la entidad por aumento de casos de COVID -19 y la falta de ingresos, que buscarán los hombres de negocios una prórroga a esos compromisos que se vencen en los próximos días. Debido a la pandemia, algunas empresas en Morelos no han podido mantenerse al corriente en sus pagos de Infonavit y aportaciones al IMSS, dijo el líder empresarial. Además, Sánchez Purón mencionó que la fecha límite para para cumplir con las aportaciones obrero-patronales al IMSS es el próximo 17 de enero. El también presidente de la Cámara Nacional de Comercios y Servicios Turísticos (CanacoServitur) Cuernavaca, sostuvo que para los dueños de negocios será complicado regularizar sus pagos ante el Seguro Social “porque no hay ingresos, no hay reactivación económica y el semáforo de riesgo rojo se alargó”. Sánchez Purón explicó también que las empresas han tenido muchos problemas para conseguir créditos en las instituciones financieras, por lo que es un verdadero caos mientras la enfermedad crece. La autoridad ha estado más pendiente de los desenlaces políticos que de la pandemia, que cada día es peor y se lleva a más morelenses. De acuerdo con información de un médico, en la clínica del ISSTEE se mueren cinco personas cada hora y la cola de infectados que necesitan atención no para, lo que nos da, si no es una exageración, un panorama de cómo se encuentra la situación en el estado. La verdad es que el contagio resultado de las compras navideñas y las reuniones familiares está dando con todo a la sociedad morelense. La necesidad de cuidarse es exponencial, por lo que más vale estar en casa a como dé lugar y que cada quien se cuide de manera responsable y estricta. ¿No cree usted?

Por TEODORO LAVÍN LEÓN / lavinleon@gmail.com  / Twitter: @teolavin